Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Pour une mobilisation immédiate en faveur d’une convention internationale sur la diversité culturelle par mmes monique gagnon-tremblay, vice-première ministre, ministre des relations internationales et ministre responsable de la francophonie et line beauchamp, ministre de la culture et des communications du québec

Paris, le 14 0ctobre 2003 – 2003/10/14

 

En este texto publicado por el diario francés Le Figaro, en su edición del 14 de octubre de 2003, las Sras. Gagnon-Tremblay y Beauchamp manifiestan su deseo de que la cultura quebequense, “a la vez auténtica y mestizada”, se enriquezca aún más al contacto con las otras culturas, pero que, a la vez, conserve su personalidad propia. Entre otras cosas, declaran: “Tender hacia lo universal sin dejar de ser nosotros mismos: he aquí  el proyecto que defendemos en todas las tribunas en las que se trate sobre la diversidad cultural. Lo hacemos por nosotros, esperando ver a nuestro lado a los ciudadanos del mundo, pues esta vez, la operación debe ser dirigida por todos aquéllos que deseen seguir desarrollándose y compartiendo su cultura”. Frente a “una globalización concebida de forma estrictamente económica”, susceptible de “echar a perder los valiosos dispositivos de apoyo a la creación cultural de los que se han dotado numerosos Estados, países y gobiernos”, esto explica por qué, afirman las Sras. Gagnon-Tremblay y Beauchamp, “el gouvernement du Québec fue uno de los primeros en declararse de manera oficial en favor de una Convención Internacional sobre la Diversidad Cultural”. Este deseo reiterado por el Primer Ministro, Sr. Jean Charest, fue ratificado por una decisión tomada por el Consejo de Ministros y con la cual se actualizó oficialmente la posición del gouvernement du Québec en favor de la diversidad cultural. Para las Sras. Gagnon-Tremblay y Beauchamp, no se trata de rechazar la globalización, sino únicamente actuar de manera que la misma sea dominada y, por lo tanto, aún más fructuosa: “Esta es la razón por la que deseamos que una Convención sobre la Diversidad Cultural nos garantice que conservaremos nuestro derecho a ayudar a nuestros artistas y nuestras industrias culturales, evitando así la expansión de la monocultura en esta Tierra”. Según ellas, “cada voto en favor de una Convención Internacional sobre la Diversidad Cultural es un hito importante hacia lo que ya se puede llamar nuestra libertad cultural”. Por lo tanto, “debemos sentirnos implicados tanto en la cuestión de la adopción de una Convención Internacional sobre la Diversidad Cultural, sobre la cual los miembros de la UNESCO están discutiendo en este mismo momento,  como en los ciclos de negociaciones comerciales”. (Disponible únicamente en francés)