Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Mission France-Québec au Mexique : « Front commun pour défendre la diversité culturelle »

Conseil national pour les arts et la culture du Mexique (CONACULTA), Mexico, le 22 novembre 2004 - 2004/11/22

El 18 de noviembre último se celebró en México, en el marco de la Misión de Negocios Francia-México-Quebec, una Jornada de la Diversidad Cultural a la que participaron cientos de personas. Este encuentro tripartito organizado por los Ministros de Cultura francés, mexicano y quebequense (entre ellos, la Sra. Line Beauchamp de Quebec y el Sr. Renaud Donnedieu de Vabres de Francia) estuvo presidido por la Presidenta del CONACULTA, la Sra. Aseveró Sari Bermúdez, los Primeros Ministros de Francia y de Quebec, los Sres. Jean-Pierre Raffarin y Jean Charest, respectivamente. En este encuentro, el Sr. Raffarin declaró que Francia, México y Quebec llevarán adelante juntos, codo a codo, la lucha en la escena internacional para convencer a una mayoría de países sobre la importancia de excluir la cultura de los tratados comerciales. Afirmó, en particular,: "Compartimos juntos y defendemos esta causa común que adoptará la Conferencia General de la UNESCO en 2005; defenderemos con toda nuestra voluntad los valores culturales, para que no estén considerados simplemente como valores comerciales (.) Juntos, con esta plataforma de tres, llevaremos adelante iniciativas internacionales para movilizar una mayoría de países. Es necesario que las responsabilidades comunes de México, Francia y Quebec se aúnen para llevar adelante este combate común". En su opinión, la mundialización con riesgo de homogeneización cultural es una amenaza a la diversidad cultural y a las identidades nacionales, por eso debemos ser capaces de organizar redes y alianzas con el mayor número posible de países. Al respecto, el anteproyecto de convención de la UNESCO presenta tres objetivos fundamentales: el reconocimiento de que los bienes y servicios culturales no deben considerarse como mercancías; la elaboración de políticas culturales para apoyar toda forma de creación artística; y el impulso a la cooperación cultural internacional, para ayudar a la defensa de la diversidad cultural, sobre todo con los países en desarrollo. Es una perspectiva ambiciosa que deseamos concretar juntos, declara el Sr. Raffarin.

Antes, el Primer Ministro de Quebec, Sr. Jean Charest, se dirigió a la muchedumbre "en nombre de un pueblo que personifica esa misión de proteger la diversidad cultural". Las propuestas esenciales de los participantes del encuentro se resumen así: la importancia de adoptar el proyecto de convención en la Conferencia General de la UNESCO en 2005 para que sirva de contrapeso a los tratados de comercio de la OMC ; crear políticas públicas que promuevan la diversidad cultural y las industrias culturales en un mundo en el que la cultura se vuelve cada vez más uniformizada; reconocer las industrias culturales y los creadores como elementos de cohesión social y generadores de riqueza; favorecer medidas que estimulen la creación y el apoyo a las industrias culturales; concederles toda la importancia en el marco de la cooperación internacional; hacer que la mundialización sea humana; reconocer en esta materia el papel de la sociedad civil. (Disponible en español ) [82]