Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

La diversité culturelle : une nécessité politique du gouvernement - « Il faut cantonner l'OMC aux échanges économiques »

M. Renaud Donnedieu de Vabres, ministre français de la Culture et de la Communication , 19 novembre 2004 - 2004/11/19

En una entrevista concedida al Figaro, en el marco de la Misión de Negocios Francia-México-Quebec en México , el Ministro francés de Cultura, Sr . de Vabres explica al periodista Emmanuel Schwartzenberg porqué el combate por la defensa de la cultura se ha convertido en un desafío nacional y cómo la diversidad cultural es una necesidad política del Gobierno francés. Al respecto, sostiene que la mundialización aparece, simultáneamente, como una oportunidad y una destrucción de las industrias y mercados con las consecuencias que esto acarrea. Por lo tanto, hoy cada uno desea poner al resguardo su propia identidad, su cultura, sus raíces, su patrimonio. En este contexto, las culturas más frágiles son siempre las más expuestas, y aunque algunos países, como Francia, tienen la oportunidad de tener entre las manos un capital de influencia y radiación excepcionales, fundados sobre el patrimonio y la creación artística, no están del todo al abrigo, a causa, a veces, de la tecnología. De allí el papel político desempeñado por el Presidente de la República y el Gobierno francés en la escena internacional para decir con el mismo ímpetu: "Sí al intercambio cultural. Sí a los derechos de las naciones para apoyar la política cultural de su país". Es el sentido de los debates que se van a desarrollar en 2005 en la UNESCO , declara.

El Sr . de Vabres afirma, en especial, que la C onvención UNESCO sobre la diversidad de las expresiones culturales aporta garantías: "La actividad cultural y artística no es una actividad como otras. Merece una protección particular. Las reglas que se aplican a la circulación de mercancías no se pueden aplicar más a lo que se llama, en términos poco elegantes, los bienes culturales. Lo que era el tema de la excepción cultural (.) hoy aparece para la mayoría de los países del mundo, e incluso para nuestros amigos estadounidenses, como una necesidad política y estratégica (.). La principal dificultad que se nos presenta es legitimar, para las cuestiones de salud, la autoridad política y jurídica de la OMS ; para las cuestiones culturales, la de UNESCO, y confinar la OMC a los intercambios económicos".

El Sr. de Vabres también destaca que el mandato que acaba de otorgar el conjunto de Ministros de Cultura europeos a la Comisión Europea , para hacer reconocer el derecho a la diversidad cultural ante la OMC , es una etapa muy importante, y que la Europa de la cultura que se hizo esperar demasiado tiempo toma fuerza. En su opinión, si el tratado UNESCO no se adopta en 2005 tal como se prevé, se corre un gran riesgo de desembocar en una uniformización, en una clase de cultura única que no tardaría en transformarse en un boomerang . Algunos países - Australia, Nueva Zelanda - ya se sienten afectadas por ciertas formas de hegemonía cultural, debido a no haber protegido a tiempo sus talentos nacionales. (Disponible en francés) [82]