Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Consensus sur l'urgence d'un traité de protection de la diversité culturelle, 23 octobre 2004

Al término de los 14èmes Encuentros Cinematográficos de Beaune , se perfiló un amplio consenso, tanto por parte de los políticos como de los profesionales del cine, para destacar la urgencia de que se adopte el Tratado internacional sobre la protección de los contenidos culturales y las expresiones artísticas en el marco de la UNESCO. Durante el panel sobre el tema de “La diversidad cultural en Europa y en el mundo”, el ministro francés de Cultura, Sr. Renaud Donnedieu de Vabres, declaró: “Estamos acorralados”. Los diversos participantes en el debate destacaron con inquietud el lugar creciente del cine estadounidense en los mercados nacionales y la falta de diversidad de la oferta. El objetivo de la convención que se está preparando en la UNESCO es garantizar un marco jurídico al derecho de los Estados a apoyar la creación y la circulación de las obras a escala nacional e internacional, a fin de evitar que la globalización amenace la diversidad y empobrezca las expresiones culturales. Por lo tanto, el Sr. de Vabres afirma: “Es preciso actuar para que el derecho del más débil sea protegido”. En efecto, este proyecto de convención “empezó por desencadenar las iras de Estados Unidos, que vio en ello una forma de proteccionismo velado, antes de aceptar participar en los trabajos, a la vez que, paralelamente, negociaba tratados comerciales bilaterales que incluían los bienes culturales”. No obstante, al final del encuentro que celebraron, en Beaune, el ministro francés de Cultura y el Sr. Dan Glickman, nuevo presidente de la muy influyente Motion Pictures Association of America (MPAA – organismo que reúne a los grandes estudios estadounidenses), los dos hombres afirmaron, en un comunicado común, “la necesidad de la diversidad cultural en el mundo”. A este respecto, la Sra. Anne Hidalgo, Secretaria Nacional de Cultura y Medios de Comunicación del Partido Socialista francés, confirmando las palabras del Sr. de Vabres, declaró: “Para nosotros, la cultura no es una mercancía como las demás”. Sin embargo, reconoce que “la batalla no está ganada, ni muchísimo menos”. Aunque los principales escollos son la relación de la convención con las demás convenciones internacionales y su valor apremiante, el objetivo es adoptar esta convención durante la próxima Conferencia General de la UNESCO, en septiembre de 2005. (Disponible en francés) [78]