Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

7e Réunion ministérielle annuelle du RIPC à Shanghai : les ministres de la Culture du RIPC soutiennent le projet de convention de l’UNESCO sur la diversité culturelle et s’engagent à promouvoir la diversité culturelle

La Séptima Reunión Ministerial Anual de la RIPC clausuró sus trabajos el pasado día 17 de octubre en Shanghai (China). En dicho encuentro participaron 21 ministros de Cultura y delegados provenientes de 38 países, así como organizaciones internacionales invitadas en calidad de observadores, entre ellas la UNESCO, la Organización Internacional de la Francofonía (OIF), el Consejo de Europa y la Unión Europea. Esta reunión de la RIPC “reviste una particular importancia” en la medida en que tiene lugar “al principio del proceso de negociación del Proyecto de Convención de la UNESCO sobre la diversidad cultural”. Durante el encuentro, el ministro chino de Cultura, Sr. Sun Jiazheng, presentó una propuesta en tres puntos sobre la promoción de la diversidad cultural. En su opinión, los países deben proteger los vestigios culturales y reforzar la cooperación en este campo . Paralelamente, deben fomentar activamente el establecimiento de una convención internacional sobre la diversidad cultural, heredando y desarrollando sus culturas nacionales con objeto de acelerar el proceso de la diversidad cultural .

Suiza estableció un balance positivo del encuentro, afirmando que l a declaración final de esta cumbre constituye una ‘buena base’ para la convención de la UNESCO sobre la diversidad cultural. En efecto, en este texto, los participantes se comprometieron a “apoyar a la UNESCO de todas las maneras posibles” en el establecimiento de dicha convención. Hicieron hincapié en la necesidad de adoptar este texto durante la próxima Asamblea General de la organización, en 2005, “dada la rapidez de la globalización”. La declaración destaca numerosos puntos de convergencia entre los países miembros de la RIPC, en particular la ‘doble naturaleza’ de los bienes culturales –a la vez mercantil e inmaterial–, el derecho de los Estados a adoptar medidas para proteger sus culturas o la necesidad de insertar la diversidad cultural en el sistema jurídico internacional. Aún quedan cuestiones por resolver. Para el director de la Oficina Federal de Cultura (OFC), Sr. David Streiff, esta declaración constituye una “buena base para presentar al Director General de la UNESCO”, Sr. Koichiro Matsuura. Asimismo, atestigua la importancia que ha tomado la RIPC desde su creación, en 1998.

Por último, al clausurarse los trabajos el ministro chino de Cultura declaró, en conferencia de prensa, que esta séptima edición de la RIPC, durante la cual los participantes discutieron sobre la protección de la cultura ante la modernización, desembocó en cuatro consensos: la cultura, como tesoro espiritual de diferentes países y naciones, sigue siendo una fuerza motriz del desarrollo en el futuro; hay que ayudar más a los países en desarrollo a promover sus culturas; los pueblos de los diferentes países deben innovar para lograr que progrese su cultura nacional, a fin de fomentar la diversidad cultural en el mundo; todos los países deben otorgar mayor importancia al papel de la UNESCO y apoyar el proyecto de Convención sobre la protección de la diversidad de los contenidos culturales y las expresiones artísticas. (Disponible en francés y español) [77]