Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

"Diversité culturelle : une étape déterminante est franchie"

Mme Line Beauchamp, m inistre de la Culture et des Communications et Mme Monique Gagnon-Tremblay, v ice-première ministre et ministre des Relations internationales, 6 octobre 2004 - 2004/10/06

Las Sras. Line Beauchamp y Gagnon-Tremblay firman, en el diario Le Devoir, este artículo en el cual sacan conclusiones de la primera reunión de expertos intergubernamentales de la UNESCO del 20 al 24 de septiembre de 2004 en París sobre el proyecto de Convención sobre la diversidad cultural . En efecto, declaran que “este primer encuentro de expertos gubernamentales confirma la importancia de las etapas salvadas y permite sentir un optimismo prudente en cuanto a la posibilidad de lograr el objetivo al que apuntamos, esto es, la adopción, en 2005, de una convención internacional que garantice un trato particular a los bienes y servicios culturales”.

Asimismo, destacan que en la plenaria, se reconoció que el anteproyecto presentado a los Estados miembros, en julio de 2004, constituyó una buena base de trabajo. Este documento, elaborado por un grupo de expertos independientes, del cual formaba parte el Profesor Ivan Bernier, de la Universidad Laval, permitió proponer un marco de discusiones compatible con los objetivos contemplados por Québec desde hace varios años. Asimismo, los intercambios confirmaron la pertinencia de haber elegido la UNESCO, una institución que tiene total legitimidad para tratar de cuestiones culturales. Por último, la naturaleza particular de los bienes y servicios culturales y el principio del derecho de los Estados a adoptar políticas culturales fueron reconocidos por numerosos Estados presentes. Estas constataciones ilustran claramente la labor de movilización a la cual se dedicaron varios gobiernos, como los de Francia, Canadá y Québec, con el apoyo manifiesto de la sociedad civil”. A este respecto, afirman que “es preciso poner de relieve el notable trabajo realizado por la Coalición para la diversidad cultural que, gracias sobre todo a la implicación de Pierre Curzi y Robert Pilon, que contribuyeron a crear una veintena de agrupaciones semejantes en otros tantos países. Por lo demás, los progresos de los que podemos alegrarnos hoy día se deben a la estrecha coparticipación entre la sociedad civil y los gobiernos. Asimismo, ponen de relieve la convergencia de visiones y de acciones entre las autoridades canadienses y quebequenses, así como “la continuidad de las posiciones del gouvernement du Québec que, más allá de las tentaciones de división partidaria, permitió y seguirá permitiendo que ambas hablen con voz firme y al unísono”. Confirmando la posición de Québec, reafirmada por una decisión del Consejo de Ministros el 3 de septiembre de 2003, las dos ministras declaran: « Defendemos activamente el proyecto de una convención que consagre el derecho de los Estados y gobiernos a apoyar la cultura con sus políticas, gracias a la elaboración de un derecho aplicable en materia de cultura, que no esté subordinado al derecho comercial y vaya acompañado de mecanismos eficaces de solución de los litigios. Este tema es de gran importancia para Québec ».

No obstante, advierten que “para llegar a la convención internacional deseada, no basta con tener un objetivo; también es preciso que éste sea compartido por todos los demás países”. En efecto, precisan que “una de las dificultades de la convención será su relación con los otros instrumentos o compromisos internacionales. Ése fue, en realidad, el único punto objeto de dos propuestas distintas en el anteproyecto. Para remediar este atascadero, varios países manifestaron su deseo de encontrar una vía alternativa que permitiese alcanzar el consenso que se busca en la UNESCO, una vía que acogen favorablemente Québec y Canadá, que se proponen contribuir activamente a la misma. Por lo tanto, concluyen que “aunque la partida no está ganada, por lo menos está bien iniciada. No sólo requiere que intensifiquemos nuestra coparticipación, tanto con los otros gobiernos como con la sociedad civil, sino que nos incita a mantenernos constantes en nuestras gestiones”. (Disponible en francés)