Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Avant-projet de Convention de l’UNESCO sur la diversité culturelle : Les gouvernements du Canada et du Québec consultent la société civile - Bilan de la rencontre

Communiqué conjoint, ministère de la Culture et des Communications du Québec et ministère du Patrimoine canadien, Montréal, le 31 août 2004 - 2004/08/31

La Ministra del Patrimonio Canadiense, señora Liza Frulla, y la Ministra de Cultura y Comunicaciones de Quebec, señora Line Beauchamp, decidieron hacerse eco de la posición de la sociedad civil en lo que concierne al texto preliminar de la Convención de la UNESCO sobre la diversidad cultural en el marco de una mesa redonda organizada el 31 de agosto de 2004 en Montreal. Este encuentro se inscribe en los continuos esfuerzos desplegados con el fin de promover y apoyar el anteproyecto de Convención de la UNESCO que será objeto de su próxima reunión intergubernamental, del 20 al 25 de septiembre de 2004 en París. Al término de este encuentro, “Canadá y Quebec afirmaron claramente su intención de trabajar en estrecha colaboración con la sociedad civil para que sus objetivos se tengan en cuenta en los debates intergubernamentales”, y de garantizar que la Convención “establezca reglas claras y otorgue el derecho a todos los países de adoptar políticas encaminadas a promover el contenido cultural, garantizando al mismo tiempo, una articulación aceptable entre esta convención y el sistema comercial internacional”.

De hecho, las Ministras Frulla y Beauchamp “se comprometieron a trabajar en estrecha colaboración para que el Director General de la UNESCO sea capaz de presentar un esbozo de la convención y de hacerla adoptar en la Conferencia General a fines de septiembre de 2005”. Al respecto, “las Ministras y los participantes se pusieron de acuerdo en el hecho de que los debates deberían enfocarse hacia el anteproyecto de convención propuesto por la UNESCO en julio pasado. Reconocieron también la necesidad de adoptar un proceso eficaz, que permita a los Estados adoptar la Convención en la Conferencia General de la UNESCO en 2005”. En este sentido, la señora Frulla declaró, que “no se puede promover la cultura sin tener en cuenta a los artistas y creadores que son el origen. Es importante que éstos permanezcan en el centro mismo de nuestros esfuerzos, nuestros programas y nuestras políticas. Este tipo de debates hoy nos permite ampliar el consenso teniendo en cuenta las preocupaciones del medio cultural”. Por su parte, la señora Beauchamp también recordó que el objetivo consiste en obtener una convención eficaz a fines del 2005: “En ese sentido, el anteproyecto de la UNESCO constituye una base de debate que es necesario enriquecer en concertación con la sociedad civil. El encuentro de hoy con los representantes de nuestros medios culturales aporta un enfoque esencial y contribuye a hacer avanzar una causa que compartimos, la de garantizar el derecho de los Estados a sostener las expresiones culturales y de apoyar nuestros creadores“.

En rueda de prensa, la Ministra Federal del Patrimonio, señora Liza Frulla, invitó a las provincias canadienses “a estar más presentes y ser más militantes, un poco a la imagen de Quebec, en la defensa de la diversidad de las expresiones culturales”, mientras que el Copresidente de la Coalición Canadiense para la Diversidad Cultural, señor Pedro Curzi, confirmaba que la consulta de la sociedad civil había sido “extremadamente fructífera”: “Hemos desempeñado bien nuestro papel, de una parte y de otra; nuestro papel, el de la sociedad civil, siendo más inquieta aún que todo el mundo, es de cuestionar cada una de las palabras, de ver que los principios que se defienden se encuentren de manera bien concreta y de una forma jurídica e internacionalmente sólida en el proyecto de convención”. (Disponible en francés y en inglés) [70]