Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

La diversidad cultural en la Segunda Reunión Interamericana de Ministros de Cultura y de Altas Autoridades de la OEA– Balance de la misión

Mme Line Beauchamp, ministre de la Culture et des Communications du Québec, Mexico le 24 août 2004 - 2004/08/24

Con su participación en la Segunda Reunión Interamericana de Ministros de Cultura y de Altas Autoridades de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que s'est celebrado en México los días 23 y 24 de agosto, la Ministra de Cultura y Comunicaciones de Quebec, señora Line Beauchamp, reafirma frente a sus homólogos de los países de las Américas, a los que califica de acompañantes de la diversidad cultural, la posición de Quebec en cuanto a la diversidad cultural. Destaca, en particular, el hecho de que “tanto Quebec como Canadá, aunque están abiertos a la liberalización del comercio, favorecen las reglas de intercambio y difusión respetuosas de la naturaleza particular de los bienes y servicios culturales”. Además, sostiene que la movilización y la colaboración entre los Estados y la sociedad civil son “una prueba de éxito no sólo en el desarrollo de políticas culturales, sino también en el trabajo en curso en la UNESCO con vistas a una convención internacional sobre la diversidad cultural”. Una convención que, para Quebec, “deberá definir un derecho aplicable en materia de diversidad cultural destacando, al mismo tiempo, la apertura a otras culturas y a sus expresiones, y deberá crear un derecho paralelo al derecho comercial internacional, no supeditado a éste, que incluya un mecanismo eficaz para la solución de conflictos”.

Además, al tomar la palabra para hablar sobre uno de los tres temas abordados durante ese encuentro, o sea, la cultura como instrumento de cohesión social y de lucha contra la pobreza, la señora Beauchamp describió la experiencia de Quebec en la elaboración de su Política Cultural, en la que uno de los ejes tiene por objetivo favorecer la accesibilidad y la participación en la vida cultural. Hace hincapié en que “es esencial colocar nuestros artistas en el centro de nuestras políticas culturales, porque el artista es el origen del proceso de producción cultural”. Por lo tanto, es necesario reconocerle sus méritos y, a la vez, asegurarle las condiciones que garanticen la renovación de la creación”. Según sus palabras, desde esta perspectiva se impone la movilización de los Estados en la lucha contra la piratería, ya que, sostiene, “los Estados interesados en dotarse de políticas culturales encontrarán un interés en movilizarse en la lucha contra la piratería”. [69] (Disponible en francés)