Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

"Pour une Europe fondée sur sa culture" - Déclaration des artistes et responsables culturels européens

Le Monde, édition du 7 juin 2004 – 2004/06/07

En esta publicación del diario Le Monde, los artistas y responsables culturales europeos, en una declaración, envían un llamamiento a los jefes de Estado y de gobierno, así como a las instituciones europeas, invitándolos a transformar a la Unión Europea “en un polo fuerte y unido en materia cultural y a lograr que ésta sea escuchada como una autoridad moral”. Constatan que Europa no desempeña el papel que le debería corresponder, sino que “mantiene la ilusión de que la Unión es ante todo un asunto económico y monetario; parece estar cortada de su pasado y debatirse ante fuerzas ciegas, mientras que debería aparecer como un proyecto fundado en una herencia”. En su opinión, “si la Europa de la producción y del consumo triunfara sobre Europa como civilización, si Europa como gran mercado llegara a sustituir a Europa como proyecto político y cultural, la crisis mundial podría culminar en un enfrentamiento entre las fuerzas del integrismo y las del materialismo. Dicho enfrentamiento podría resultar tan doloroso y destructor como los peores eventos que asolaron a la humanidad en el pasado siglo”.
Ésta es la razón por la cual invitan “a los jefes de Estado y de gobierno de los 25 Estados miembros a adoptar una Constitución Europea que sea un verdadero proyecto de civilización basado en nuestra herencia cultural y nuestros valores comunes de democracia, libertad y respeto a los derechos y a la dignidad humanos. Los objetivos de índole económica deben, a este respecto, ser considerados más bien como medios que como fines en sí”. Entre otras cosas, les piden, a ellos y a las instituciones europeas, “que muestren una verdadera voluntad política común y que implementen un proyecto europeo ambicioso, susceptible de reforzar la identidad cultural de Europa, hecha de unidad y de diversidad. Europa entera debe llegar a ser un espacio vivo, dinámico, de intercambios y de creaciones, que propicie la circulación de ideas, de obras y de sus creadores”. Asimismo, invitan “a los países más comprometidos en el proceso unificador a tomar iniciativas nuevas, audaces y federativas, a fin de contribuir al avance de la causa europea, particularmente en su dimensión cultural”, y ruegan “a los artistas y responsables culturales que desempeñen un papel activo y visible en el apoyo a una Europa de la cultura”. (Disponible únicamente en francés)