Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Québec aprobará la Convención de la UNESCO sobre la diversidad de las expresiones culturales

Line Beauchamp, ministre de la Culture et des Communications du Québec, Paris, le 20 octobre 2005 – 2005/10/20

Al finalizar la Plenaria de la Conferencia general, un observador declaró: “Hoy (el 20 de octubre) es un gran día. La adopción de este Convención por la UNESCO es un gran triunfo para los Estados, que podrán proteger y promover las expresiones culturales con una mente de apertura y reciprocidad. Este Convención rehabilita también, en cierto modo, lo político frente a lo económico, puesto que introduce consideraciones no mercantiles a la apertura de los mercados. En fin, habrá permitido a Québec reforzar su personalidad internacional con la expresión de la voluntad de sus autoridades políticas, con la pericia de sus funcionarios e investigadores, con la implicación de sus artistas y de su sociedad civil que, a todo lo largo de los diferentes grupos de trabajo y las comisiones creados en la UNESCO y en otras partes, participaron en la culminación de este instrumento jurídico”. Un periodista agregó que se trataba de “una victoria para las diplomacias francesa, canadiense y quebequense, que fueron las pioneras en la iniciativa destinada a dar al concepto de diversidad cultural una existencia jurídica a escala internacional”.

En efecto, la Ministra federal del Patrimonio Canadiense, Sra. Liza Frulla, y la Ministra de Cultura y Comunicaciones de Québec, Sra. Line Beauchamp, ya habían intervenido durante los trabajos de la Comisión IV, donde fueron aplaudidas y objeto de agradecimiento por el Presidente de la Comisión. En dicha oportunidad, tomando la palabra en el seno de la delegación canadiense, junto a la Ministra del Patrimonio Canadiense, la Ministra Beauchamp insistió en la importancia de mantener la movilización en favor de la adopción de la Convención. Fortaleciendo la posición de Canadá al expresar el punto de vista de Québec, la Ministra Beauchamp declaró: “ Al igual que el gobierno federal canadiense, el Gobierno de Quebec propicia la adopción, en su estado actual, del proyecto de Convención. Este documento es un compromiso razonable, equilibrado y aceptable por el mayor número. Sería inapropiado modificarlo, pues todo cambio es un riesgo de destrucción de su equilibrio. Este Convención merece nuestro apoyo por diversas razones, en particular porque: reafirma el derecho soberano de los Estados a formular e implementar políticas y medidas en favor de la diversidad de las expresiones culturales; reconoce la naturaleza específica de las actividades, los bienes y servicios culturales; afirma la no subordinación de esta Convención a los otros instrumentos internacionales; expresa una voluntad de fomentar el diálogo de las culturas, la cooperación internacional y la apertura que se hace a la sociedad civil. Al cabo de tantos años de debate, los incitamos a dar un claro apoyo a este proyecto de Convención”.

De hecho, este voto de los estados miembros de la UNESCO a la 33a Conferencia general es una victoria para Québec, que lleva muchos años defendiendo el principio de la diversidad cultural, junto con los gobiernos canadiense y francés y en estrecha colaboración con la Coalición canadiense para la diversidad cultural. Asimismo, la ministra Beauchamp afirmó que “hay que iniciar el trabajo diplomático sobre el proceso de ratificación; es preciso realizar una labor de movilización (…). Québec desea estar entre los primeros Estados en aprobar este Convención y es la Asamblea Nacional la que será el lugar privilegiado para la celebración de un evento solemne e histórico en noviembre”. Comentando la posición estadounidense en este asunto, la Ministra considera que se debe “proseguir el diálogo y encontrar los argumentos que puedan convencer a Estados Unidos de que la diversidad cultural va también en el sentido de sus intereses. Asimismo, hay que dejar que el instrumento que constituye la Convención se desarrolle y demuestre así su pertinencia. Queda mucha labor por realizar para que el mayor número de Estados ratifiquen el proyecto de convención”.