Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

CMSI-II: "Por una sociedad del saber equilibrada, solidaria et tolerante"

Zine El Abidine Ben Ali, Président de la République Tunisienne et président du Sommet mondial sur la société de l'information (CMSI-II), Tunis, le 17 novembre 2005 – 2005/11/17

“Al igual que tenemos un gran interés por la edificación de una sociedad de la información que garantice al individuo el derecho a la información y vele por la fluidez de la circulación de los datos sin obstáculos y sin trabas, ponemos de relieve lo imperativo de definir normas éticas universales (…). Se impone el ansia de preservar las especificidades culturales y garantizar su comunicación fecunda como responsabilidad moral colectiva”. Con estas palabras, el Sr. Zine El Abidine Ben Ali, Presidente de la República Tunecina, inauguró los trabajos de la segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI-II), en Túnez del 16 al 18 de noviembre de 2005. El Presidente Ben Ali, también Presidente de la CMSI-II, declaró que tenía “mucha esperanza en que la Cumbre de Túnez representase una etapa determinante en la identificación de soluciones adecuadas a los problemas que se plantean en el sector de la información y comunicación, gracias a la cooperación de todos los participantes y a su deseo de llegar a resultados que estén a la medida de los retos y los importantes temas que caracterizan nuestra época”.

Por lo demás, haciendo hincapié en la necesidad de lograr un acuerdo sobre el tema de Internet que pueda servir los intereses de toda la humanidad, el Sr. Ben Ali destacó la necesidad imperiosa de definir una visión prospectiva clara de una sociedad equilibrada del conocimiento que garantice a todos los pueblos la oportunidad de acceder a las tecnologías de la comunicación, indicando que los efectos del abismo numérico van más allá de los aspectos económicos y sociales para cubrir otros aspectos mucho más peligrosos para el futuro de la humanidad, tales como la diversidad cultural, que constituye el fundamento de la herencia de la humanidad y representa su verdadera riqueza, en toda su fecundidad y su perennidad.

La ceremonia de apertura tuvo lugar en presencia de los jefes de Estado y de gobierno, los jefes de delegaciones y los representaciones de las organizaciones internacionales, del sector privado y de la sociedad civil. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la Cumbre reunió en Túnez a 17.500 delegados de 176 Estados, entre ellos 5.600 representantes de los gobiernos, 1.340 de organizaciones internacionales, 5.640 de las ONG, 3.670 del sector privado, así como un millar de periodistas.