Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

La Convención sobre la diversidad de las expresiones culturales de la UNESCO en el Encuentro Franco-quebequense sobre Democratización de la Cultura

Line Beauchamp, ministre de la Culture et des Communications du Québec et Renaud Donnedieu de Vabres, ministre de la Culture et de la Communication de France, Montréal, 3 octobre 2005 – 2005/10/03

El Encuentro Franco-quebequense sobre Democratización de la Cultura reunió en la Grande Bibliothèque de Quebec en Montreal, del 3 al 5 de octubre pasado, a unos treinta conferenciantes de Francia y de Québec. En sus ponencias, al igual que en sus intercambios con los participantes, hicieron hincapié en la importancia de compartir experiencias concretas y en algunas medidas preconizadas por los gobiernos francés y quebequense para aproximar la cultura a los ciudadanos. El evento, organizado por el Ministerio de Cultura y Comunicaciones de Quebec y el Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia, en colaboración con la Biblioteca nacional de Quebec y con el apoyo del Ministerio de Relaciones internacionales y del Consulado general de Francia en Quebec figuraba en el programa de Montreal, capital mundial del libro .

Durante la ceremonia de inauguración del Encuentro , la Ministra Beauchamp manifestó su satisfacción “al constatar que dicha cita franco-quebequense da lugar a intercambios fructuosos entre prácticos, todos ellos comprometidos para lograr que la cultura sea más asequible a todos los ciudadanos. Todos podemos ganar si ponemos en común nuestras iniciativas y nuestras realizaciones”. Recordando que ese Encuentro era una iniciativa de los primeros ministros de Francia y de Québec, inscrita en un Listado de Decisiones que selló la Nueva Alianza Franco-quebequense ( Ver nuestro Boletín n 16 de 2 de junio de 2003), la Ministra Beauchamp indicó que la cultura no sólo participa del desarrollo de nuestra identidad, sino también del desarrollo económico y social de nuestras sociedades como instrumento de diálogo y de integración. La Sra. Beauchamp puso igualmente de relieve los grandes ejes de la democratización de la cultura que, en Québec, se asientan en los pilares del enfoque del gobierno en materia de cultura, que se expresa en una Política Cultural, en la cual se afirma, entre otras cosas, que: la dimensión cultural constituye uno de los tres pilares de la vida en sociedad, al mismo nivel que el social y el económico; la autonomía de la creación y la libertad de expresión son valores esenciales que se deben proteger; el acceso a la cultura es un derecho, para todos los ciudadanos y ciudadanas, al igual que el acceso a la educación.

La Ministra recordó la importancia de l'adoption de la Convention sur la diversité des expressions culturelles par l'UNESCO. Selon elle, cette Convention debe confirmar el derecho de los Estados a dotarse de politiques culturelles y a que éstas no se vean amenazadas por los acuerdos, entre otros, los de comercio suscritos a escala internacional. “Los temas que se discutirán en el marco del Encuentro están condicionados, a este respecto, por el hecho de que los Estados, como Francia y Québec, que fueron líderes en este debate internacional, puedan seguir apoyando, mediante vigorosas políticas culturales, no sólo la creación y el desarrollo cultural, sino también el acceso a la cultura”, declaró la ministra. “Mi deseo es que prosiga y se renueve la colaboración entre nuestros dos gobiernos, teniendo en cuenta los retos actuales que plantean el impacto de las nuevas tecnologías y los cambios demográficos”, a conclu la ministre.

En su mensaje, transmitido por video, Sr. Renaud Donnedieu de Vabres indicó que “Québec y Francia, con un amplio apoyo internacional, están implicados desde hace varios años en un projecto de convención a la UNESCO que debe legitimar una de las principales misiones de nuestros ministerios: apoyar la creación y propiciar su difusión dentro y fuera del país. La “Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales” fue inicialmente nuestra lucha común. Esperamos que sea adoptada en los próximos días, para permitir que se tenga en cuenta la especificidad de los bienes y servicios culturales en el derecho internacional, y que así se salvaguarden y promuevan mejor nuestras identidades. Este tema es primordial, pues nuestro idioma y nuestra cultura no se reducen a un ocio inteligente, al adorno de la formación ni al suplemento del alma. En lo sucesivo, es un tema de primera importancia que condicionará nuestro futuro, nuestra economía y, en gran parte, los empleos del mañana”.

Por otra arte, destacó que, “en efecto, nuestra época se caracteriza por el terrorismo y la violencia, la propagación de los odios étnicos o religiosos y la tentación de replegarse sobre uno mismo. En semejante contexto, la política cultural ya no puede limitarse únicamente a fomentar los intercambios de obras de arte y la apertura a otros aportes culturales. Debe tratarse también, de forma más general, de promover prácticas culturales que permitan que progresen la tolerancia, el diálogo dentro del respeto a las diferencias, la lucha contra todas las formas de exclusión o incluso de segregación, y que, en fin, susciten el deseo de vivir y crear juntos. En esta necesaria movilización de los operadores de la cultura, de las instituciones artísticas, de nuestras administraciones, en todos los niveles, deben tenerse más en cuenta los públicos menos familiarizados con las instituciones, en particular aquéllos que proceden de los medios menos favorecidos”.

El Ministro de Vabres afirmó, asimismo, que “la educación artística y cultural debe permitir que los niños y los jóvenes se orienten mejor en la enorme oferta de producciones culturales que ofrece el desarrollo, a escala mundial, de las industrias culturales y permitir que lleguen a tener una mirada crítica ante los riesgos de uniformización y de estandarización de los gustos y las prácticas culturales. Esta política debe integrar la educación ante el respeto a los derechos de autor, principalmente en materia de producción musical y de imágenes”.