Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

El proyecto de Convention sobre la diversidad de las expresiones culturales a la 33 a sesión de la Conferencia general de la UNESCO: " En lo sucesivo, les toca a los Estados miembros tomar la responsabilidad que les corresponde "

UNESCO, le 3 octobre 2005 – 2005/10/03

En presencia de más de 2.000 participantes de los 191 países miembros, entre ellos numerosos ministros y varios jefes de Estado y de gobierno , los trabajos de la 33 a sesión de la de la Conferencia general de la UNESCO comenzaron el pasado día 3 de octubre, en la sede de la UNESCO en París y proseguirán hasta el 21 de octubre.

En el orden del día de la Conferencia figura el examen de tres textos normativos, entre ellos un anteproyecto de convención sobre la protección de la diversidad de los contenidos culturales y las expresiones artísticas, que la Comisión IV (Cultura) examinará hacia mediados de octubre. En opinión de numerosos observadores, la 33 a Conferencia general “debería de salvar una etapa crucial durante el debate sobre este proyecto de Convención apoyado por varios estados miembros pero que encuentra una fuerte oposición por parte de Estados Unidos”. Según este país, la intención de la UNESCO de garantizar la diversidad cultural con un “ instrumento normativo internacional, de naturaleza apremiante ” –a saber, autorizar a los Estados a subvencionar productos culturales sustrayéndolos a las reglas comerciales normales– promete dar lugar a intercambios apasionados, máxime cuando Estados Unidos se muestra hostil a este concepto”.

Durante la 172 a sesión del Consejo Ejecutivo de la UNESCO cuyos miembros adoptaron casi por unanimidad, el 29 de septiembre pasado, el proyecto de enmienda que se recomienda expresamente a la Conferencia general, a su 33 a sesión, que estudie el texto de este anteproyecto como proyecto de convención y lo adopte como convención de la UNESCO (ver nuestro Boletín no 28 de 26 de septiembre, el Director General de la UNESCO, Sr. Koichiro Matsuura, declaró que, con toda evidencia, la Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales “ sigue siendo un tema sensible ” e que « En lo sucesivo, les toca a los Estados miembros tomar la responsabilidad que les corresponde. Espero que se encuentre la solución que sea la mejor para los intereses de nuestra Organización ».

Asimismo, durante una sesión especial dedicada a la dignidad humana que marcaba el 60º aniversario de la Organización, en el marco de la 33 a Conferencia general, el presidente de Alemania, Horst Köhler, a bogó por la diversidad cultural a la UNESCO exaltando la “diversidad, la coparticipación y el respeto”, a fin de garantizar  la dignidad humana. El Presidente Köhler destacó también la importancia de la diversidad cultural para la prosperidad internacional y aportó su apoyo la protección de la diversidad cultural, “objeto de un debate controvertido de la 33 a Conferencia general , debido sobre todo al rechazo de Estados Unidos a firmar un texto apremiante sobre este tema”: “Una cultura fuerte y segura de sí misma da a los individuos las referencias que necesitan para situarse y orientarse en la vida. Los individuos lo saben muy bien, y por eso tienen una conciencia más aguda de su identidad cultural, de lo que les ha marcado, de lo que les diferencia de otros y de lo que les caracteriza. (...) No se trata de huir unas de otras ni de colisionar entre sí (...) La diversidad cultural es importante para el individuo, para que encuentre su lugar en el mundo y pueda participar y encontrar la fuerza interior que le permita desplazarse por él (…) Por eso es vital fortalecer la confianza que nuestras culturas tienen en sí mismas y el respeto que les inspiran otras”, declaró el Presidente Köhler, destacando la cooperación intercultural de la que, de este modo, se beneficiarían los individuos y las comunidades de los países desarrollados y en vías de desarrollo: “una coparticipación entre culturas “prohíbe el imperialismo cultural, al igual que el intento de cerrarse” sobre sí mismo, y constituye una base para la cooperación económica a escala mundial”.

En este mismo sentido, el Viceprimer Ministro y Ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, Sr. Jean Asselborn, en su discurso, declaró que “el diálogo de las culturas (…) logrará un nuevo arraigamiento en las relaciones internacionales con la adopción (…) de un nuevo instrumento normativo en la materia, a saber, la Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales. He de felicitar a todos los participantes que, desde la última Conferencia General, han trabajado con perseverancia y plena conciencia de la importancia vital y urgente de la tarea para permitir que esta Organización y la comunidad internacional dispongan de un texto que comporte compromisos en su debida forma. La Convención será la manifestación de un verdadero deseo de captar mejor lo que está en juego, aumentar el respeto mutuo y el intercambio, intensificar el diálogo entre todas las culturas, garantizar su desarrollo y, por último, compartir convicciones profundas y ancladas en valores comunes. Luxemburgo espera que el texto creado por los expertos en el pasado mes de junio sea adoptado por consenso en el transcurso de esta sesión de la Conferencia general y ratificado rápidamente por sus signatarios, a fin de que entre en vigor a corto plazo”.

Por otra parte, en su discurso, la Presidenta de Sri Lanka, Sra. Chandrika Bandaranaike Kumaratunga, dio su apoyo la Convention sobre la diversidad de las expresiones culturales artísticas: “ No podemos permitir que una sola visión, un solo conjunto de ideas, un solo proyecto englobe a todo el mundo”, declaró, considerando que semejante mundo sería “tremendamente pobre” y “peligrosamente asfixiante”. El Presidenta de Sri Lanka y su homólogo de Ghana, M. John Kufuor, destacaron la importancia de la acción de la UNESCO para el desarrollo del espíritu de “tolerancia y diálogo”. Al referir estas declaraciones, el Quotidien du peuple de Chine destaca que “el anteproyecto de Convención (…), un documento apremiante por el que se desea reconocer la especificidad de la cultura y sustraerla a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), ya fue firmado por 130 Estados miembros en París en el mes de junio. Es rechazado por Estados Unidos, que lo tacha de proteccionista (…), en nombre de la libertad de los intercambios”.

Según el embajador helvético ante la UNESCO, Sr. Ernst Iten, Suiza apoyará el proyecto de convención para la defensa de la diversidad cultural y la libertad de expresión.Afirmó que para Suiza, lo más importante sería la adopción de un primer proyecto de la Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales: “Somos un país multicultural y la diversidad cultural forma parte integrante de nuestra identidad. Incluso este principio está inscrito en la Constitución helvética y el gobierno tiene el deber de velar por su acatamiento y su aplicación”.