Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Diversidad cultural y promoción de las producciones audiovisuales europeas e independientes

Viviane Reding, Commissaire européenne chargée de la Société de l’information et des Médias, Bruxelles, le 12 juillet 2005 – 2005/07/12

“Diversidad cultural y promoción de las producciones audiovisuales europeas e independientes” es uno de los documentos de reflexión que presentan la síntesis de las contribuciones recibidas acerca del futuro marco legislativo para los servicios de contenidos audiovisuales y están siendo sometidos a consulta pública hasta el 5 de septiembre de 2005, como preparación para una importante conferencia audiovisual, organizada junto con la presidencia británica del Consejo de la Unión Europea , en septiembre de 2005.

In efecto, la Comisión Europea hizo públicas las conclusiones preliminares extraídas de las consultas de los expertos y las partes involucradas en la futura legislación comunitaria sobre el contenido audiovisual. Esta nueva legislación podría abarcar todos los servicios de contenido audiovisual, ya sean lineales o no lineales, independientemente de la plataforma utilizada para prestar el servicio (radiodifusión, enlaces de gran capacidad y banda ancha, portátiles de tercera generación) de una forma adaptada el tipo de servicio. El objetivo es dotar a los servicios de contenido audiovisual en Europa de un marco flexible y propicio para la competitividad. Los otros documentos abordan los siguientes temas: reglas aplicables a los servicios de contenido audiovisual; derecho a la información y cortos extractos; comunicaciones comerciales; protección de menores y dignidad humana, derecho de respuesta; pluralismo de los medios de comunicación .

Con este motivo, Sra. Viviane Reding, miembro de la Comisión encargada de la Sociedad de la Información y los Medios de Comunicación, declaró: “Quiero que la futura legislación comunitaria sobre el contenido audiovisual sea un ejemplo en materia de mejora de la reglamentación. Mi objetivo es brindar a la industria de los media en Europa las reglas más flexibles y modernas del mundo . La futura legislación debería tener en cuenta las nuevas posibilidades en el sector de multimedia, en particular la mayor competencia y el mayor número de opciones de los consumidores, y al mismo tiempo enunciar claramente objetivos de interés general, tales como la diversidad cultural y la protección de menores. Por consiguiente, debe abrogarse la legislación vigente, que no ha seguido la evolución tecnológica y comercial”.

En un artículo publicado por Les Echos, Enguerand Renault destaca que, al lanzar la revisión de la directiva ‘Televisión sin Fronteras’, Sra. Reding “realiza un ejercicio peligroso. Tiene que reavivar la guerra de las cuotas audiovisuales y, al mismo tiempo, tratar de integrar las consecuencias de la convergencia entre el mundo de los media y el de las telecomunicaciones”. Destaca que, en 2003,, Sra. Reding consideraba que era demasiado peligroso reexaminar esta directiva, pues el tema de la diversidad cultural aún era motivo de enfrentamiento entre los países miembros, en particular sobre la cuestión del refuerzo o la flexibilización de las cuotas audiovisuales. Pero ahora que Europa ha encontrado un equilibrio sobre este tema, es posible reexaminar el texto. No obstante, Sra. Reding precisa que “no se trata para nada de modificar el equilibrio de la directiva actual sobre el problema de las cuotas. Al estar eliminado este delicado tema, los diferentes países y la Comisión Europea pueden ahora estudiar un nuevo problema: cómo ampliar el campo de aplicación de la directiva a los nuevos contenidos audiovisuales ‘no linearizados’ o a solicitud de algún miembro" .

Según el periodista, la directiva ‘Televisión sin Fronteras’, vigente desde 1989 y revisada en 1997, define cierto número de reglas. Pero éstas no se aplican por el momento más que a los servicios audiovisuales tradicionales, denominados ‘linearizados’, es decir integrados por un conjunto coherente de programas dispuestos en un orden cronológico. Y se pregunta, pues, si los contenidos ‘a petición del cliente’ difundidos en Internet, en redes ADSL o en móviles, pueden seguir escapando a estas reglas comunes. Para él, la revisión de la directiva ‘Televisión sin se esforzará por ver en qué medida es posible aplicar las reglas básicas a estos nuevos contenidos. Asimismo, deberá encontrar una solución para que los catálogos de programa ‘a petición del cliente’ respeten las cuotas de obras europeas, pues si bien resulta fácil imponer a una cadena televisiva clásica que programe obras europeas, en cambio es sumamente difícil imponer a los consumidores que elijan estas obras cuando lo soliciten. También destaca que habrá de plantearse la delicada cuestión de saber si los proveedores de acceso a Internet, de plataforma de VOD y de servicios de televisión en los móviles deberán participar o no en el financiamiento de la industria de la producción audiovisual europea.

Las partes interesadas tienen ahora la posibilidad de exponer sus comentarios hasta el 5 de septiembre. Después de esta última fase de las consultas, la Comisión presentará una propuesta para la futura legislación comunitaria, la cual sustituirá a la directiva ‘Televisión sin Fronteras’ de 1989. [05-24]