Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

La CRA/ADC se posiciona sobre el proyecto de Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales

Creators' Rights Alliance/Alliance pour les droits des créateurs du Canada (CRA/ADC) – juin 2005 – 2005/06

Compartiendo la posición de la Coalición canadiense para la Diversidad Cultural (CDC-CCD), que se alegra de la conclusión fructuosa de las negociaciones de la UNESCO, "a pesar de una viva oposición del Gobierno de los Estados Unidos", y se muestra satisfecha, en general, con el proyecto de Convención que, pese a ello, adolece de ‘algunas lagunas’, la Alianza por los Derechos de los Creadores de Canadá (ADC) declara que no cabe duda de que "el proyecto de Convención adoptado en junio pasado constituye un importante avance en cuanto a los derechos de los Estados a definir de las políticas culturales que les permitan promover la diversidad de las expresiones culturales en su territorio". Sin embargo, destaca que “por desgracia, no se puede decir lo mismo en lo que se refiere a tener en cuenta los derechos de los artistas en general, y de los creadores, en particular”.

En esto, recuerda que "el anteproyecto de convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales, hecho público en julio de 2004, reconoció el papel esencial de los artistas individuales en el desarrollo de los bienes y servicios culturales y, por consiguiente, afirmó la necesidad de garantizarles derechos de propiedad intelectual adecuados. Asimismo, estipulaba que los Estados que, eventualmente, ratifiquen la convención, deberían, en su territorio, ofrecer a todos los individuos la posibilidad de crear, producir, difundir y distribuir sus expresiones, bienes y servicios culturales. También afirmó que los Estados deberían cerciorarse de que el estatus jurídico de los artistas y creadores fuese reconocido plenamente”. Pero destaca que “la totalidad de estas disposiciones ya no figuran en el proyecto de convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales, ya que han sido suavizadas o abiertamente suprimidas”.

Por lo tanto, la ADC concluye que “los creadores (…) han perdido una magnífica oportunidad para reforzar su estatus apoyándolo con una convención internacional que cree obligaciones para los Estados signatarios. Y esto sucede en un momento en que, en Canadá, por ejemplo, ven cómo sus derechos de autor son cada vez más atacados sistemáticamente en favor de los usuarios de sus obras, a quienes, de juicio en juicio de la Corte Suprema de Canadá, y de reforma en reforma de la Ley del derecho de autor, se confieren derechos cada vez más amplios. Esto sucede también en un contexto en el cual resulta cada vez más evidente que las leyes sobre el estatus del artista, vigentes tanto en Canadá como en Québec, no logran proteger adecuadamente a los artistas de los sectores de las artes escénicas, las artes visuales, los oficios artesanales y la literatura”. [05-23]