Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

"Un amplio apoyo internacional se confirma en favor de la diversidad cultural, pero aún queda mucho trabajo por realizar para consolidar los apoyos a este proyecto de Convención"

LineBeauchamp,  ministre de la Culture et des Communications du Québec, le 14 juin 2005 – 2005/06/14

A su regreso de la Cumbre Mundial de Ministros de Cultura que se celebró en Madrid los días 11 y 12 de junio, y en la cual participó,  la Ministra de  Cultura y Comunicación, Sra. Line Beauchamp, estableció un balance positivo de las discusiones en las que se confirmó el amplio apoyo internacional en favor del proyecto de convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales resultante de la tercera sesión de la reunión intergubernamental de expertos de la UNESCO que finalizó sus trabajos el pasado día 3 de junio en París: “Acabamos de superar otra etapa importante. Los 70 Estados presentes, 45 de los cuales estaban representados por autoridades ministeriales, concluyeron, como nosotros, que se trata de un documento valioso y apoyan el trabajo realizado. Este proyecto de Convención propone un compromiso razonable al que se suma una fuerte mayoría de los Estados miembros de la UNESCO. Establece las bases políticas y jurídicas de un instrumento que llenará un vacío”, declaró la ministra en su discurso ante sus homólogos.

Y agregó lo siguiente: “Con este texto, estamos convencidos de haber alcanzado un equilibrio realista. En efecto, se encuentran en el mismo los objetivos esenciales que defiende Québec en lo tocante a los derechos de los Estados y gobiernos a apoyar su cultura y a la confirmación de la índole específica de los bienes y servicios culturales. También se pueden observar la afirmación explícita de que la Convención no estará subordinada a los demás compromisos internacionales y la existencia de los mecanismos de seguimiento y de solución de las controversias que permitirán a la Convención levantar el vuelo y llegar a ser el instrumento internacional de referencia en materia de cultura”. “También hay que alegrarse de que se haya tenido en cuenta la necesaria solidaridad internacional”, afirmó la Ministra, destacando luego que “aún queda mucho trabajo por realizar para consolidar los apoyos a este proyecto de Convención”. Y dirigiéndose a sus homólogos, insistió en que “es importante confirmar nuestros apoyos en nuestras propias filas, entre nuestros colegas ministros y ante nuestros jefes de Estado y de gobierno, a fin de que nuestra posición sea clara y unánime y se vea en todos los niveles (…). Hay que redoblar los esfuerzos para preservar la ventaja estratégica de la cual disponemos. Aún nos falta convencer a algunos Estados indecisos y, sobre todo, conservar los apoyos. En el transcurso de los próximos meses, vamos a proseguir la movilización y mantener el rumbo, a fin que el proyecto de Convención sea adoptado en octubre de 2005 ».

A la vez que encomia el papel de la sociedad civil y, en particular, el de las coaliciones para la diversidad cultural, que “prosiguen su eficaz y constante labor de persuasión”, Sra. Beauchamp afirma también que “el Estado debe garantizar condiciones propicias a la creación y actuar de manera que–dentro del respeto a la libertad artística–se impulsen las expresiones culturales, contribuyendo así al desarrollo de nuestras sociedades”. Según la Ministra, “el hecho de asumir y defender esta responsabilidad no es incompatible con nuestra apertura al libre comercio, sino todo lo contrario, pues Québec, al igual que Canadá, está decididamente a favor de la apertura de los mercados. El matiz estriba simplemente en el hecho de que las expresiones culturales no pueden asimilarse con simples objetos de comercio. Los bienes y servicios culturales son también vehículos de cultura, de identidad y de un imaginario propio”. [05-19]