Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

“Se ha dado un paso importante, pero hay que proseguir la movilización en favor de un convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales”

Line Beauchamp,  ministre de la Culture et des Communications du Québec, le 10 juin 2005 – 2005/06/10

En vísperas de la Cumbre Mundial de Ministros de Cultura que se celebró en Madrid los días 11 y 12 de junio, y en la cual participó, la ministra Beauchamp hizo el balance de la tercera y última sesión de la reunión intergubernamental de expertos de la UNESCO que finalizó sus trabajos el pasado día 3 de junio en París. Manifestando su satisfacción por haberse superado esta importante etapa, la ministra declara que “más que nunca, es preciso mantener la presión y proseguir los esfuerzos de movilización” en favor del texto del anteproyecto de convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales

Este último texto, que fue adoptado por una amplia mayoría de los Estados miembros, es objeto de una recomendación positiva para que sea adoptada en la Conferencia general de la UNESCO que se celebrará en el próximo mes de octubre. En esta perspectiva, hay que garantizar el apoyo del mayor número de Estados miembros de la UNESCO. Asimismo, la ministra declara: “Este reunión de Ministros de Cultura será una oportunidad privilegiada para intercambiar acerca del documento procedente de la última sesión de negociación intergubernamental y asegurar el respaldo más amplio posible al proyecto de convención que será sometido. Este encuentro internacional, en este momento preciso, constituye una palanca para garantizar el éxito de la última etapa que conducirá a la adopción de la convención”. Asimismo, los ministros aprovecharán esta ocasión para reafirmar el hecho de que las expresiones culturales forman parte del patrimonio común de la humanidad, así como el papel de la cultura en el desarrollo de nuestras sociedades.

“Para Québec, concluye la ministra, se ha alcanzado lo esencial de los objetivos contemplados: se ha reconocido el derecho de los gobiernos a adoptar políticas y medidas de apoyo a las expresiones culturales, así como la índole específica de los bienes y servicios culturales y, de forma explícita, la no subordinación de esta convención a los demás instrumentos internacionales. El proyecto prevé también mecanismos de seguimiento y de solución de las controversias a partir de los cuales se podrá desarrollar la Convención ». [05-18]