Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Diversidad cultural: una proyección principal hacia la adopción de la Convención de la UNESCO

Commission européenne, Bruxelles, le 6 juin 2005 – 2005/06/06

En esta declaración, la Comisión Europea destaca que “la negociación de un proyecto de convención de la UNESCO sobre la diversidad cultural finalizó con éxito en París el 3 de junio de 2005. Durante esta tercera sesión de negociación, se aprobó el nuevo texto de un proyecto de convención y se recomendó su adopción en la próxima Conferencia general de la UNESCO (octubre de 2005). La Comisión Europea negoció en nombre de la Comunidad Europea, en virtud del mandato que le fue confiado por el Consejo en noviembre de2004. El nuevo proyecto de convención legitima las políticas culturales y propicia la cooperación internacional. Reafirma el cumplimiento de las obligaciones internacionales y, al mismo tiempo, impone que las partes signatarias, al aplicar e interpretar sus obligaciones internacionales y al negociar nuevos acuerdos internacionales, tomen en consideración las exigencias de la diversidad cultural. Es una primicia en derecho internacional”.

Así pues,  según Ján Figel, Comisario europeo responsable de Cultura, “la UE ha llegado a ser un polo de influencia en estas negociaciones de la UNESCO, demostrando claramente a esta organización la fuerza que saca de la unicidad de su palabra y de su modo operatorio. Esperamos con impaciencia el resultado positivo de estas negociaciones en el otoño, porque será una oportunidad única para lograr que evolucione el reconocimiento internacional del análisis de la realidad y los problemas que gravitan en torno a la diversidad cultural y a las políticas culturales”.

En noviembre de2004, la Comunidad Europea y sus Estados miembros enviaron a la UNESCO una comunicación en la cual sintetizaban sus puntos de vista sobre el futuro convención. Por la UE, la convención debería afirmar la índole específica y dual (cultural y económica) de los bienes y servicios culturales, reconocer el papel de las políticas públicas en la protección y la promoción de la diversidad cultural y admitir la importancia de la cooperación internacional como respuesta a la vulnerabilidad cultural, sobre todo pero no exclusivamente, en los países en desarrollo. Para la UE, sería una ocasión para prolongar y reforzar sus acciones e instrumentos de cooperación internacional en el área cultural, como los acuerdos UE-ACP y las coparticipaciones de la Europa mediterránea.

Comentando el nuevo texto del anteproyecto de de Convención, la Comisión Europea apunta que la definición de ‘bienes y servicios culturales' es oportunamente restrictiva, a fin de garantizar que las ‘políticas culturales’ no vayan a ser utilizadas para negociaciones comerciales sobre bienes y servicios que no sean culturales. Además, el nuevo proyecto de convención contiene una cláusula que habilita a la Comunidad Europea a ratificar la convención y a llegar a ser parte de la misma. Durante su reunión de coordinación en París, los 25 Estados miembros manifestaron unánimemente su apoyo al resultado de las negociaciones. [05-18]