Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

"Diversidad cultural: oportunidades y desafíos": Segunda reunión de los ministros de Cultura de la ASEM – Declaración final

Ministère de la Culture et de la Communication, Paris, le 8 juin 2005 – 2005/06/08

Antes de la Cumbre de Madrid, en la que se espera la participación de unos cincuenta ministros de Cultura, los días 11 y 12 de junio de 2005, en torno al núcleo formado por los de España, Brasil y Francia, pero también de China, se celebró una reunión del ‘diálogo Europa-Asia’ (ASEM) en París del 7 al 8 de junio. Las delegaciones de treinta y seis países, desde Polonia hasta Malasia, participaron en los cuatro talleres destinados a hacerse eco de los trabajos de la reunión intergubernamental de expertos de la UNESCO. “Se trata sobre todo, para los defensores de la diversidad cultural, de explicar y mantener la presión en torno al proyecto de convención de la UNESCO”. Después del encuentro, los participantes adoptaron una Declaración Presidencial y un Plan de Acción en quince puntos de los ministros de Cultura. La declaración final “recuerda la voluntad de numerosos países de Asia y Europa de sacar todas las consecuencias de la especificidad de los bienes y servicios culturales, tanto con la afirmación del derecho de los Estados a establecer políticas destinadas a proteger y promover esta diversidad, como con el refuerzo de la cooperación entre los países desarrollados y los países en desarrollo”. La Conferencia de Ministros de Cultura de la ASEM manifestó también el deseo de que dicha institución contribuya a que la Convención llegue a ser aplicable y desempeñe un papel activo en la preservación y la valorización de la diversidad cultural.

Como lo recalca el Ministro francés de Cultura, Sr. Renaud Donnedieu de Vabres, la declaración del Presidente, es el eco de las intervenciones de numerosos delegados, que recibieron con satisfacción el resultado de la última reunión intergubernamental de la UNESCO. Ésta representó un paso decisivo hacia la adopción, en la próxima Conferencia general de la UNESCO, de la convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales proceso no ha terminado. Nuestra reunión es tanto más importante cuanto que nos ha permitido movilizarnos a fin de que la convención pueda efectivamente ser adoptada en octubre próximo. De aquí a entonces, es esencial que podamos continuar obrando sin descanso en pro de la explicación y del convencimiento. La reunión que se celebrará en Madrid al final de la semana, con los ministros de los países francófonos, hispanófonos y lusófonos constituirá un momento privilegiado de esta movilización. En efecto, es esencial que una tal convención entre en el orden jurídico internacional y que, de esta forma, pueda ponerse la primera piedra de un verdadero derecho internacional de la cultura, al igual que el derecho internacional de la salud o del medio ambiente, dado que también la cultura es esencial para el desarrollo y el progreso de la humanidad”. [05-18]