Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Se adopta la Convención de la UNESCO sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales: "Québec, líder en la campaña de ratificación!"

Jean Charest, Premier ministre du Québec, le 10 novembre 2005 – 2005/11/10

“Québec es el primer Estado del mundo en aprobar la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales”. Con estas palabras el Primer Ministro de Québec, Sr. Jean Charest, manifestó su satisfacción por el voto unánime de los miembros de la Asamblea Nacional, el pasado día 10 de noviembre, sobre la moción presentada por el gobierno, en la que proponía a la Asamblea Nacional que aprobara la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales adoptado a la 33a sesión de la Conferencia general de la UNESCO, el pasado 20 de octubre.

En efecto, como lo señala el Courrier parlementaire en su edición del 11 de noviembre, la Asamblea Nacional de Québec es probablemente el primer Parlamento del mundo en estudiar, debatir y ratificar por unanimidad (106 votaron a favor, 0 en contra y sin ninguna abstención) la Convención internacional de la UNESCO sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales. Al haber desempeñado Québec un papel de primer plano a todo lo largo del proceso de adopción de la misma en la UNESCO, este gesto del Parlamento quebequense tiene un valor más que simbólico. Por ello, en esa ocasión, el Primer Ministro Charest declaró: “Con la aprobación de esta Convención por la Asamblea Nacional, hoy se ha escrito una importante página de nuestra historia cultural y diplomática. Si bien Québec se ha erigido en precursor en materia de defensa del carácter específico de la cultura en las negociaciones comerciales internacionales, hoy es el primer gobierno del mundo en aprobar la Convención. Me siento orgulloso por este voto unánime que pone de relieve el interés de los quebequenses por nuestros creadores”.

Ya en París, donde la adopción de la Convencióna la 33a Conferencia general de la UNESCO parecía ser cosa hecha, la Mnistra de Cultura y Comunicaciones, Sra. Line Beauchamp, declaró a la prensa el 14 de octubre pasado: “Hay que iniciar el trabajo diplomático sobre el proceso de ratificación; es preciso realizar una labor de movilización (…). Québec desea estar entre los primeros Estados en aprobar este Convención y es la Asamblea Nacional la que será el lugar privilegiado para la celebración de un evento solemne e histórico en noviembre”. Esto significa que esta aprobación interviene al cabo de un mes escaso. Por lo tanto, la Ministra Beauchamp hace hincapié en este gesto de la Asamblea Nacional de Québec y, a la vez, destaca que “las próximas etapas serán cruciales. Aún falta que la Convención sea ratificada por el mayor número posible de países miembros de la UNESCO y se implemente, lo cual es una labor a largo plazo a la cual Québec seguirá contribuyendo activamente”. A este respecto, rindió homenaje a los responsables de la Coalición canadiense para la diversidad cultural por todo el trabajo realizado y afirmó estar convencida de que nosotros, el Gobierno de Québec, y la Coalición “vamos a proseguir conjuntamente nuestros esfuerzos para defender y promover constantemente nuestra cultura”.

Encomiando los méritos de la Convención, la Ministra de Relaciones internacionales Sra. Monique Gagnon-Tremblay, ve en la aprobación de la Convención par la Asamblea Nacional el reconocimiento del resultado de la acción de su gobierno: “Una actitud responsable del Gobierno de Québec que demuestra una diplomacia equilibrada y madura, discreta, pero eficaz, en un clima de buena colaboración con el Gobierno de Canadá. Esto es una garantía de lo que Québec podrá realizar en el seno de las delegaciones canadienses en el futuro”. Por la Ministra, “hay que aprovechar al máximo este éxito de la diplomacia quebequense para lograr que las cosas progresen. El Primer Ministro, mis colegas de los ministerios de Cultura y Comunicaciones, de Desarrollo Económico, Innovación y Exportación y yo misma, así como los representantes de Québec en el extranjero no ahorraremos ningún esfuerzo para sensibilizar a nuestros interlocutores extranjeros ante la importancia de ratificar rápidamente y en gran número la Convención de la UNESCO. Yo misma aprovecharé la Conferencia de Ministros de la Francofonía en Madagascar para sensibilizar a mis colegas francófonos ante la importancia de esta ratificación”, declaró la ministra.

Por su parte, el Ministro de Desarrollo económico, Innovación y Exportación, Sr. Claude Béchard, indicó: “La Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales es un instrumento que viene a punto. Será una herramienta de referencia para los Estados que se enfrentan con presiones para liberalizar sus sectores culturales, contribuyendo a legitimar a escala internacional sus políticas culturales”.

A su vez, la jefa de la Oposición Oficial en la Asamblea Nacional, Sra. Louise Harel, se expresó en estos términos: “Celebramos hoy el final de un esfuerzo gigantesco que comenzó aquí mismo, en Québec, y este esfuerzo ha contribuido a convencer de la necesidad de adoptar un instrumento internacional sobre la diversidad cultural (…). Ahora el debate se desplaza hacia las capitales y las naciones del mundo, y esta Convención deberá ser ratificada por lo menos por 30 Estados miembros (…), pero esperamos que, en los plazos prescritos, dichos Estados puedan, lo antes posible, adoptar esta Convención para el mayor bienestar de sus respectivas poblaciones”.

El portavoz de la oposición oficial, el diputado Daniel Turp, recordando el papel de la Comisión Parlamentaria sobre Cultura, que se dio como mandato tomar la iniciativa en el estudio detallado del texto de la Convención propuesto a los países miembros de la UNESCO, declaró: “Creo que se ha dado un nuevo paso en este sector, ya que, cuando se trate de importantes compromisos internacionales como la Convención sobre la diversidad de las expresiones culturales que vamos a aprobar, es de desear que haya una mayor participación de los parlamentarios, de forma tal que el Parlamento, y no sólo el gobierno, esté asociado a la conclusión de tales compromisos internacionales”. Efectivamente, los diputados intervinieron en esta Convención antes de su adopción, y también después, para aprobarla. Asimismo, el diputado declaró: “Esta Convención podría contribuir a perennizar las culturas del mundo, a garantizar su diversidad, la diversidad cultural y la diversidad de las expresiones culturales. Espero que permita a éstas enriquecer más que nunca el patrimonio común de la humanidad y que dicha Convención no sea ajena a su enriquecimiento”.

 

Vuelta a la lista

Accesibilidad - Política de confidencialidad - Reconocimientos

Gouvernement du Québec

© Gouvernement du Québec, 2017