Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

La Convención de la UNESCO sobre la diversidad de las expresiones culturales: lo que está en juego para Québec

Invitada de honor en el Consejo de las relaciones internacionales (CORIM) el 7 de noviembre pasado, la Ministra de Cultura y Comunicaciones de Québec, Sra. Line Beauchamp pronunció una conferencia sobre lo que está en juego para Québec en la Convención de la UNESCO sobre la diversidad de las expresiones culturales adoptada por la Conferencia General de la UNESCO el pasado 20 de octubre. En dicha ocasión, la Ministra Beauchamp destacó el compromiso de Québec para con la cultura, la extraordinaria movilización internacional que llevó a la implicación de un gran número de gobiernos y a la movilización de los medios culturales y las asociaciones profesionales en varios países en favor de la adopción de la Convención, el significado de ésta y lo que está en juego para Québec.

A este respecto, la ministra puso de relieve que “es importante comprender bien que la adopción de la Convención no constituye sino la primera etapa de un proceso que acaba de iniciarse. Hay que evitar leer la Convención como un texto de ley final. Más bien hay que interpretarlo como un mecanismo vivo que acaba de nacer y está llamado a desarrollarse. En sí, dicha Convención constituye la base de un instrumento internacional cuya fuerza será tanto jurídica como política”. De allí la importancia de las etapas futuras, entre ellas la de la ratificación. Para la ministra, lo mínimo necesario, esto es, 30 Estados que deberán ratificar la Convención para que sea vigente, es un objetivo mínimo: “El verdadero objetivo es mucho más elevado; cuanto más numerosos sean los países que la ratifiquen, más importantes serán la legitimidad y el peso político de la Convención. Por lo tanto, hay que proseguir la movilización para lograr el mayor número de ratificaciones y lo más rápidamente posible. Los representantes de Canadá manifestaron su intención de proceder con celeridad. En Québec, contamos con que esta Convención sea aprobada por la Asamblea Nacional el próximo día 10 de noviembre (Nota de la Redacción: ¡Ya está hecho!)”. Para la ministra, “esta prontitud de Québec representará una fuente de inspiración para los Estados miembros de la UNESCO que la han de ratificar. Québec tiene la firme intención de permanecer omnipresente en esta lucha y aprovecharemos todos nuestros contactos con la comunidad internacional y la sociedad civil para incitar a los países signatarios de la Convención a proceder con rapidez a su ratificación”, afirma.

La otra etapa esencial es la de la implementación de la Convención. A este respecto, la ministra declara que los mecanismos de implementación constituyen ocasiones de iniciativa en favor de los objetivos de la Convención, y que el dinamismo de la Convención dependerá del impulso que le den los Estados Partes. Por otro lado, la ministra destaca que Québec deberá mantenerse alerta en otros frentes que amenazan nuestras políticas culturales. En efecto, si bien puede ser reconfortante el haber logrado la adopción de lo que se puede considerar como una ‘política paraguas’ con respecto al proceso de liberalización de los intercambios, hay que tener los ojos bien abiertos, pues los desarrollos tecnológicos ejercen una presión considerable sobre la capacidad de los gobiernos para implantar políticas culturales.

Por la Ministra Beauchamp, el contexto actual de liberalización de los intercambios comerciales lleva a muchas personas a tomar conciencia de los efectos benéficos que puede engendrar una globalización con semblante humano, y la Convención sobre la diversidad de las expresiones culturales podría llegar a ser, en este sentido, una referencia para otros sectores.

 

Vuelta a la lista

Accesibilidad - Política de confidencialidad - Reconocimientos

Gouvernement du Québec

© Gouvernement du Québec, 2017