Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Alemania: El nuevo gobierno hace hincapié en la promoción de la cultura

Angela Merkel, Chancelière allemande, le 2 novembre 2005 – 2005/12/02

La reciente edición de la Relatio - l'Europe en revue, informe las palabras de la nueva Chancelière alemán, Sra. Angela Merkel, quien declara que, pese a las dificultades presupuestarias, la cultura no debería ser el pariente pobre del nuevo gobierno alemán: “Nuestra cultura es la base de [la] cohesión [social]. Por ello mi gobierno no considera el hecho de promover la cultura como una subvención (…). Bien al contrario, se trata de una inversión, y más precisamente de una inversión en una Alemania en la cual sea agradable vivir”. Recordando estas palabras, el nuevo ministro alemán delegado de Cultura, Sr. Bernd Neumann, hizo hincapié en la importancia que se debe otorgar a la promoción de la cultura: “Se requiere un esfuerzo de los especialistas de la cultura y en todos los grupos parlamentarios para hacer hincapié en la importancia de la cultura y de su promoción. La mejor señal en este caso sería una coalición de todos los partidos por la cultura”.

Con ello el Gobierno de Angela Merkel tomó una primera medida en el sector cultural, cuyo objetivo es movilizar capital privado en favor del cine, a fin de mejorar las condiciones de producción y de disfrute de la cultura. A escala europea, y aún más allá, desea que haya “tratados que protejan nuestra diversidad cultural, que impidan que la cultura se reduzca al rango de simple mercancía, que dejen a la responsabilidad nacional, que abarca también la responsabilidad individual de los pueblos y los länder, el espacio y la autonomía, que son las primeras condiciones de la diversidad cultural”.

Cabe recordar que esta iniciativa se produce inmediatamente después de la adopción de la Convención de la UNESCO sobre la diversidad de las expresiones culturales y en un momento en que se abre, a escala internacional, una amplia campaña de movilización para su ratificación. A este respecto, Alemania siempre se movilizó, al lado de Francia y de la Unión Europea, a favor de dicha Convención.