Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

2 a ronda de negociaciones en la UNESCO : interesante propuesta de la UE

Coaliciones en Movimiento , Vol. 3, No. 2, febrero de 2005 – 2005/02

Esta publicación del Comite Internacional de Enlace de las Coaliciones para la Diversidad Cultural (CEI) retoma la Segunda reunión intergubernamental de expertos . En su análisis, destaca que si los Estados Miembros de la UNESCO lograron hablar de 29 de los 30 artículos de la convención durante las negociaciones de febrero, ésto no significa de ninguna manera que el contenido de estos artículos se ha resuelto. Todavía restan importantes negociaciones. Esto queda muy claro en la reformulación de los artículos 1 al 11 preparados por el Comité de Redacción. En los nuevos artículos hay numerosas puestas entre corchetes y notas a pie de página, señalando conceptos fundamentales para la convención que siguen al centro de intensas deliberaciones entre los Estados Miembro.

Según esta publicación , la repetida puesta entre corchetes de las palabras “proteger”, “protección”, “bienes y servicios culturales”, y “contenidos y expresiones culturales” recalcan claramente la oposición continua de un número limitado de Estados Miembros a una convención que afirmaría claramente el derecho soberano de los países a reivindicar políticas diseñadas para sostener niveles saludables de creación y producción cultural a escala nacional . Al respecto, En su informe final sobre la segunda sesión de negociaciones, Sr. Artur Wilczynski reconoció el abismo que hay que salvar: « Tenemos que ser realistas, hay un reto fundamental ante nosotros. Siguen existiendo claras diferencias que se deben salvar. Estas diferencias están ilustradas por el número de paréntesis cuadados y notas a pie de página que hay en el boceto preparado por el Comité de Redacción ».

En efecto, destaca publicación , Varias cuestiones clave quedarán por resolverse en la sesión final de negociaciones que se realizará en mayo, y en verdad . Un debate de gran importancia que todavía está por venir concierne al artículo 19, el único artículo para el cual se propusieron inicialmente dos opciones en el anteproyecto preliminar. Una mayoría de los Estados Miembro que tomaron posición sobre este artículo en los comentarios escritos que sometieron el pasado mes de noviembre apoyaron la Opción A, que daría a los países algún poder limitado para derogar acuerdos internacionales anteriores con el fin de tomar medidas para resolver situaciones donde la diversidad cultural era vulnerable o corría peligro. Pero un número significativo de otros países apoya la Opción B, que enuncia rotundamente que no puede haber derogación alguna . A lo largo de las negociaciones entabladas en febrero, hubo gran discusión sobre una posible “tercera vía” para tratar la cuestión de la relación entre la convención y otros instrumentos. Al terminar la reunión, la UE hizo circular tal propuesta de manera informal, pero las deliberaciones sobre ella tendrán que esperar hasta la reunión que se llevará a cabo en mayo. La propuesta de la UE tendrá que ser examinada cuidadosamente, pero a primera vista parece ser prometedora. Más que un compromiso entre las dos opciones existentes es un enfoque diferente:

  • « Las Partes Contrayentes protegerán y promoverán apropiadamente la diversidad de las expresiones culturales en instrumentos internacionales que pudieran afectar la diversidad cultural.
  • Teniendo en mente el carácter específico de los bienes y servicios culturales, las Partes Contrayentes respetarán, al interpretar y aplicar instrumentos internacionales, las disposiciones de esta Convención.
  • Las Partes Contrayentes fomentarán el apoyo mutuo entre esta Convención y otros instrumentos internacionales.
  • Esta Convención no estará subordinada a otros acuerdos internacionales. Tampoco los otros acuerdos internacionales estarán subordinados a esta Convención ».

Una pregunta relacionada con la anterior, también por resolver, es si este nuevo artículo 19 podría incorporar las disposiciones que se tratan actualmente en el artículo 13, comprometiendo a los Estados Miembro a defender los objetivos de la convención en otros acuerdos internacionales. Además, esta publicación informa que la naturaleza más focalizada de las negociaciones realizadas en febrero tuvieron por efecto volver evidentes los intentos de Estados Unidos de retrasar y diluir el proceso de convención. Al verse en gran medida solo en la plenaria, Estados Unidos utilizó todo su considerable peso en las sesiones de redacción para que se avanzara a paso de tortuga . La frustración por causa de las tácticas obstruccionistas de Estados Unidos se volvió tan pronunciada que al final de la sesión algunos paises miembros del Comité de Redacción expresaron abiertamente su opinión de que estaba llegando el momento de someter a voto los artículos clave de la convención. Para los delegados que pasaron once días en una sala con Estados Unidos, que intentaba bloquear el progreso a cada etapa de las deliberaciones, puede estar claro que este país nunca votará por la adopción de una convención significativa, ni dejará que ésta se ratifique. Pero de regreso a las capitales nacionales, una amplia discusión podría ser necesaria antes de que los gobiernos lleguen a esta misma conclusión.

Decidir de someter la convención a votación no es una tarea fácil, en particular en la cultura de la UNESCO, que otorga gran importancia al consenso. Los reglamentos de la UNESCO estipulan que la mayoria requerida para la aprobación de una convención es de dos tercios de sus Estados Miembro en caso de votación. Pero en este caso, queda claro que la mayoría tendrá que ser aún más contundente si los países proceden sin Estados Unidos - en los meses que vienen, será de importancia fundamental asegurar que una masa crítica de países no se reúna con Estados Unidos para oponerse a la convención . Asimismo, el CEI señala que los próximos tres meses representan una oportunidad para que las organizaciones que representan a artistas, creadores y a todos los profesionales del sector cultural contrapesen exponiendo su posición en cuanto a la convención - una posición que debería ser comunicada no sólo a los ministros responsables de la cultura, de las relaciones exteriores y del comercio internacional, sino también al jefe de estado y de gobierno, visto que es probable que los debates internos de cada gobierno se resuelvan finalmente por la decisión de cada Presidente o Primer Ministro del país. Si los artistas y los profesionales del sector cultural se proponen obtener una convención realmente eficaz, el momento de intervenir en estos debates ha llegado .