Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Preservar la diversidad cultural: La Francofonía a la búsqueda de aliados

Montréal Campus - Le journal étudiant de l´Université du Québec à Montréal, Vol. XXIV, no. 27 , 9 de febrero de 2005 - 2005/02/09

Preocupados por las amenazas que la mundialización de los mercados hace pesar sobre la cultura, numerosos miembros de la Francofonía en su gran mayoría, pero también hispanohablantes y de habla portuguesa, se encontraron en el 5o Foro Social Mundial (FSM) celebrado en Porto Alegre, Brasil para discutir sobre los medios de resistir a la hegemonía estadounidense, "por un deseo de diversidad, con el fin de evitar que algunas culturas resulten simplemente eliminadas", informa Le Journal étudiant de l'UQAM en su publicación del 9 de febrero pasado . Entre las soluciones preconizadas, algunos participantes, como Bernard Cassen, director del Mundo diplomático y fundador de la Asociación para una tasa a las transacciones especulativas para ayuda a los ciudadanos (ATTAC), proponen reemplazar esta "hiperpotencia" por una multipolaridad lingüística, fruto de la alianza entre todos los no anglófonos, lo que vendría a reequilibrar las relaciones entre los pueblos.

Al hacer el balance de las negociaciones en curso para la aprobación de un Convención internacional sobre la protección de la diversidad de las expresiones culturales, Sr. Didier Le Bret del Ministerio francés de Asuntos Exteriores y representante de Francia a la UNESCO , sostiene que el proyecto permitiría a los Estados aplicar algunas medidas para proteger las artes y la cultura, a pesar de sus compromisos con los tratados internacionales de libre comercio. Destaca, que Estados Unidos, que hace fortunas gracias a la exportación de sus "productos culturales", se opone ferozmente a toda medida proteccionista: "Lo máximo es hacer que admita la posibilidad de apoyar ciertas actividades poco rentables, como la danza, el teatro o los museos. Pero, en cuanto se habla de lo que califica "de industrias culturales" o "de entertainment", se niega completamente y hace valer el aspecto comercio". El Sr. Daniel Turp, Diputado del Parti québécois, aboga por una la convención de la UNESCO aún más apremiante y califica la propuesta actual de insatisfactoria. El Sr. Leonardo Brant, Presidente de la Asociación brasileña para la diversidad cultural , aseguró sin embargo que está de acuerdo con la protección de la cultura y que, como muchos de sus compatriotas, se preocupa por su "trato mercantil" creciente. Al respecto, Brasil se califica de "país bisagra" en las cuestiones culturales. Como Brasil también es un gran exportador de telenovelas a través del mundo, puede entonces tener ciertos intereses "ofensivos" en el ámbito de la industria cultural internacional.

Sin embargo, si bien la mayoría de los intervinientes fundan grandes esperanzas en la posible adopción del proyecto de conven de la UNESCO , no es el caso del Sr. Ricardo Petrella, profesor de Economía de la Universidad católica de Lovaina, en Bélgica, y autor muy conocido entre los altermundialistas, quien se muestra más pesimista. Está preocupado porque en las condiciones actuales " la Conven ción de la UNESCO sobre la diversidad cultural no logrará los objetivos que sus promotores se fijaron". En su opinión, mientras las grandes potencias sigan afirmando que están en la era "de la información y del conocimiento", mientras sigan creyendo que esos elementos son la primera fuente de riquezas y que uno de los derechos humanos fundamentales es la propiedad privada, pocas cosas se podrán cambiar. "La información y el conocimiento se vuelven estratégicos. Occidente transforma el mundo en terreno de lucha donde cada uno intenta conquistar un máximo de conocimientos e informaciones, añade. La confrontación es inevitable. Necesariamente habrá conquistadores y conquistados. Se eliminarán ciertas culturas juzgadas más débiles o menos competitivas. " [05-05]