Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

La protección de las producciones culturales: Representantes de organizaciones profesionales de la cultura de 21 países se movilizan

La Libre Belgique, édition du 2 février 2005 – 2005/02/02

Representantes de los profesionales de la Cultura de 21 países, incluidos Francia, Alemania, Bélgica, Canadá y Quebec, de países africanos y de América Latina, se reunieron la semana pasada para defender la adopción de un tratado que permita realmente a los Estados « tomar medidas para proteger y promover la diversidad de sus excepciones culturales ». Destacan que este tratado « no debe estar supeditado a otros tratados internacionales » y « debe tener el mismo peso que los otros tratados, incluidos los tratados comerciales ». El objetivo de este tratado consiste en garantizar un marco jurídico al derecho de los Estados de apoyar la creación y circulación de las obras a nivel nacional e internacional, con el fin de evitar que la mundialización no amenace la diversidad y no empobrezca las expresiones culturales. Por lo tanto, el gran debate que impulsa la UNESCO es ratificar, en octubre próximo, una nueva convención que permita a los Gobiernos ayudar la creación, producción, promoción y difusión de esas artes con el fin de proteger los artistas contra la invasión de una cultura mundial y comercial. Las organizaciones de profesionales de la Cultura, agrupadas en el Comité de Enlace Internacional de Coaliciones para la Diversidad Cultural (CEI), luchan para que tal convención exista y pueda oponerse a los objetivos de la OMC, que desearía reducir la cultura a una cuestión meramente económica en la que se prohibiría toda ayuda pública, informa la AFP.

En la misma tribuna, Monique Dagnaud, especialista en la regulación de los medias, recuerda que este debate, que dura hace años, « se refiere principalmente a los bienes culturales de gran consumo como, los discos, el cine, los programas audiovisuales, los libros » y que los mercados de esos productos, que Estados Unidos aprovecha enormemente, son desiguales. También sostiene que esta Convención « reforzará los países que son favorables a la defensa de la excepción y servirá también a la causa de los países en vías de desarrollo que tratan de desarrollar su propia industria ». Sin embargo, destaca que la evolución de los debates dependerá en gran medida de la actitud de Estados Unidos: « Todo el mundo acepta, de manera general, el principio de la protección cultural, incluidos los estadounidenses. Pero éstos se muestran "precavidos" ». Al respecto, Guy Duplat informa que « Estados Unidos, que se reintegró a la UNESCO hace tres años (sic) después de 19 años de ausencia, se opone a esta ratificación, excepto para privarla de su esencia y confinarla así a los aspectos puramente culturales ». Interrogado sobre este tema durante su visita oficial de tres días en Bélgica, el Director General de l'UNESCO, Sr. Koïchiro Mastsuura, declaró: « Ya contamos con otras convenciones que protegen la diversidad cultural. Son aquellas sobre el patrimonio material e inmaterial y sobre el tráfico de obras. Estados Unidos no está solo. Este debate compete a los Estados Miembros y no tengo compromiso para presentar entre las tesis y no cuento con mucho margen de maniobra ». [05-04]