Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

« Mondialisation et diversité culturelle »: La société civile américaine soutient l’avant-projet de Convention de l’UNESCO sur la diversité des expressions culturelles.

Boletín del RIDC, Vol. 5, no 1, enero de 2005

La Red Internacional para la Diversidad Cultural (RIDC), y la Smithsonian Institution (The Smithsonian Center for Folklife and Cultural Heritage) colaboraron para la celebración de una Conferencia los días 10 y 11 de enero último en Washington, sobre el tema: “Mundialización, diversidad cultural y la UNESCO: urgencias para los artistas, trabajadores y organismos culturales estadounidenses.”

En el informe elaborado por James Early, miembro del Comité de dirección del RIDC y Presidente de la Conferencia, en el Boletín del RIDC de este mes, más de 100 representantes de organismos artísticos y culturales, bibliotecas, investigación, organismos de políticas culturales, personal cultural del Departamento de Estado Estadounidense, así como especialistas de la propiedad intelectual, defensa de los medias y artistas individuales, asistieron a esta conferencia. También participaron el Sr. Richard Arndt, representante estadounidense en la UNESCO, Sr. Tyler Cowen, miembro de la nueva Comisión Nacional Estadounidense para la UNESCO y del grupo de expertos independientes que elaboraron el anteproyecto de convención de la UNESCO, Sra. Bonnie Richardson, vicepresidenta de la Motion Picture Association (MPAA).

Los objetivos de esta Conferencia eran: inducir a la sociedad civil y organismos culturales y artísticos de Estados Unidos a tomar una mayor conciencia de los intereses y de la necesidad de participar en los intercambios actuales sobre la diversidad cultural y a estar presentes en las deliberaciones sobre el anteproyecto de convención de la UNESCO sobre la protección de la diversidad de los contenidos culturales y las expresiones artísticas; promover un amplio debate a nivel nacional sobre el proceso en la UNESCO y presentar documentos sustanciales al respecto para distribuir en las distintas redes artísticas y culturales a través del país, con el fin de suscitar el debate sobre esas cuestiones y colaborar con otros organismos artísticos y culturales a través del mundo; promover la colaboración entre los organismos artísticos y culturales y la nueva Comisión Nacional Estadounidense para la UNESCO, invitando a esos organismos a presentar sus recomendaciones a la Comisión, con el fin de asegurar que se adopte una Convención sobre la diversidad de las expresiones culturales eficaz en la UNESCO: “Este Convención permitirá el desarrollo de la integridad de la cultura y la diversidad cultural basado en valores intrínsecos; la protección y promoción de la diversidad cultural ante las amenazas de erosión por las fuerzas del mercado y la liberalización del comercio.”

¿Los bienes y servicios culturales no son más que productos como los otros? ¿Cómo podemos asegurarnos de que el sistema cultural refleja la riqueza de la diversidad de las comunidades que existen en numerosos países? ¿Las fuerzas del mercado pueden por sí solas asegurar la diversidad cultural nacional e internacional?” Estos interrogantes, según el relator, permitieron a los participantes marcar la diferencia entre el enfoque cultural del mercado para proteger y promover la diversidad cultural y el enfoque comercial de la cultura en el que la posición oficial del Gobierno Estadounidense encuadra sus deliberaciones en la UNESCO. También dieron la posibilidad de discutir sobre el anteproyecto de convención de la UNESCO, permitiendo a los participantes expresar sus inquietudes con respecto al documento actual que, según la opinión de los mismos, no es capaz de presentar un marco sólido en favor de la diversidad cultural. Al respecto, consideran que el documento hace demasiado hincapié en el lenguaje y que su contenido está estructurado en torno al comercio. [05-02]