Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Coaliciones por la Diversidad Cultural aplauden adopción de la Convención de la UNESCO para la Diversidad Cultural instan a los países a que la ratifiquen de inmediato

Comité de Enlace Internacional de las Coaliciones para la Diversidad Cultural
(CIL), París, 21 de octubre de 2005 – 2005/10/21

Las Coaliciones por la Diversidad Cultural celebraron hoy el contundente voto de mayoría con que los países miembros de la UNESCO adoptaron la Convención Internacional por la Diversidad Cultural, calificando la ocasión de “hito histórico en la lucha por el derecho de los países a tener políticas culturales propias”. Al mismo tiempo, instaron a los países que promovieron el acuerdo a dar inicio inmediato a una campaña orientada a lograr su pronta ratificación y entrada en vigor.

Según estas Coaliciones, presentes hasta ahora en 31 países, « El abrumador voto a favor de la adopción demuestra que el derecho a las políticas culturales (contenidos nacionales mínimos, subsidios, franquicias tributarias, normas sobre propiedad extranjera, etc.) ha sido estimado prioritario por países del mundo entero. El motivo es claro: con muy pocas excepciones, los países requieren de políticas que permitan cautelar que la ciudadanía no pierda el acceso a su propia cultura. Un nivel adecuado de producción cultural nacional es requisito fundamental para que el intercambio de bienes y servicios culturales entre países sea un proceso equilibrado ».

Además las coaliciones mantienen que en un momento en que las negociaciones comerciales someten a los países a fuertes presiones para renunciar a sus políticas culturales, adoptar la Convención de la UNESCO a la brevedad posible se hacía indispensable. Aunque votaron en contra únicamente Estados Unidos e Israel, mientras que Australia, Honduras, Liberia y Nicaragua se abstuvieron, este Convención:

  • Consagra en el derecho internacional el carácter distintivo de los bienes y servicios culturales en tanto que medios de transmisión de valores, identidades y significados;
  • Reafirma con claridad el derecho de los países a darse políticas culturales que garanticen la diversidad de las expresiones culturales a nivel nacional;
  • Integra disposiciones que comprometen a los países desarrollados a prestar apoyo a los países en vías de desarrollo que deseen fortalecer industrias culturales emergentes;
  • Reivindica el principio de la no subordinación; es decir, que la Convención tenga en el derecho internacional un rango igual al de otros instrumentos internacionales, en especial los tratados de comercio;
  • Compromete a los países a tomar en consideración lo dispuesto en la convención no sólo al suscribir acuerdos internacionales, sino también en la aplicación e interpretación de los instrumentos de los cuales sean signatarios; e
  • Incorpora un mecanismo básico de solución de controversias, abriendo así las puertas a que a partir de ahora se empiece a reunir un conjunto de resoluciones sobre política cultural que permita influir sobre el tratamiento que se da al tema en los acuerdos comerciales.

Alcanzar, las coaliciones comprometieron el respaldo de las organizaciones de profesionales de la cultura de todo el mundo en el esfuerzo por lograr que la Convención se convierta en un auténtico pilar del ordenamiento jurídico internacional. Junto con destacar el gran avance logrado con esta votación, las coaliciones hicieron hincapié en que la tarea no ha concluido sino que entra a una nueva etapa: la ratificación.

Las coaliciones, que durante seis años han venido trabajando arduamente para generar un apoyo internacional amplio a la idea de adoptar una Convención Internacional por la Diversidad Cultural, exhortaron a los países que apoyaron la idea hasta su adopción a abocarse de inmediato a una campaña concertada en pro de su ratificación. En su llamado destacaron que ello se advierte claramente indispensable en vista de la fuerte oposición manifestada por Estados Unidos durante todo el proceso; postura que hoy sin duda se canalizará a través de fuertes presiones a los demás países para que se resten a la ratificación.

Además, las coaliciones se comprometieron a instar a los gobiernos de sus respectivos países a ratificar de forma urgente la convención y a seguir movilizados en la construcción de un respaldo internacional amplio hacia el derecho soberano de todos los países de tener sus propias políticas culturales.

Las Coaliciones para la diversidad cultural reunidas en el seno del Comité Internacional de Enlace de las Coaliciones para la Diversidad Cultural compuestas por autores, artistas y profesionales de la cultura de 31 países: Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Benín, Brasil, Burkina Faso, Canadá, Camerún, Chile, Colombia, Congo, Corea, Costa de Marfil, Ecuador, España, Francia, Guinea, Hungría, Irlanda, Italia, Malí, Marruecos, México, Nueva Zelanda, Perú, Senegal, Eslovaquia, Suiza, Togo, Uruguay