Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Congreso Fundacional de la Federación Internacional de Coaliciones para la Diversidad Cultural, Sevilla, España

Los delegados de 37 Coaliciones Nacionales para la Diversidad Cultural se reunieron en Sevilla (España), los días 18 y 19 de septiembre para el Congreso Fundacional de la Federación Internacional de Coaliciones para la Diversidad Cultural (FICDC).

Durante ese encuentro, los delegados de 37 países decidieron, por unanimidad de votos, crear la FICDC y establecer su sede en Montreal (Canadá), donde ya se encuentra la sede de la Coalición Canadiense para la Diversidad Cultural. En un comunicado de prensa emitido el 20 de septiembre, la Sra. Solange Drouin, Copresidenta de la Coalición Canadiense para la Diversidad Cultural y Directora General de la Asociación Quebequense de la Industria del Disco, el Espectáculo y el Video (ADISQ), declaró: “La fundación de la Federación representa un momento histórico en la evolución del movimiento de las coaliciones. Nos sentimos particularmente satisfechos de que nuestros colegas de todo el mundo hayan decidido establecer la sede de la Federación en Canadá.”

El comunicado precisa asimismo que los delegados en el Congreso de Sevilla acordaron también que la primera reunión del consejo de administración de la Federación se celebrase en Ottawa (Canadá), inmediatamente antes de la primera reunión del Comité Intergubernamental para la Convención de la UNESCO, cuya celebración está prevista en dicha ciudad, del 10 al 14 de diciembre de 2007.

“La decisión de crear la Federación es la prueba del notable crecimiento de nuestro movimiento en estos últimos ocho años”, explicó la Sra. Drouin, elegida para formar parte del Consejo de Administración de la Federación.

“Pero lo que es aún más importante, es que demuestra que reconocemos que todavía queda mucho trabajo por realizar para maximizar el peso jurídico y político de la Convención de la UNESCO,” agregó. “La reunión del Comité Intergubernamental en Ottawa será una etapa crucial para garantizar que el impulso que se ha dado hasta ahora a la campaña se canalice correctamente en la fase de aplicación, a fin de dar verdaderamente vida a la Convención.”

Entre tanto, prosigue el comunicado, “la labor de promoción de una ratificación más amplia deberá continuar. A fin de alcanzar su pleno potencial, la Convención de la UNESCO debe superar rápidamente el umbral de las 100 ratificaciones, y lograr el nivel de 150, lo cual es el patrón de cualquier acuerdo internacional importante.”

“La decisión unánime, tomada en junio en la primera Conferencia de las Partes en la Convención, de elegir a Ottawa como anfitrión de la primera reunión del Comité Intergubernamental representa claramente un reconocimiento del papel de líder desempeñado por Canadá en la promoción de esta convención”, afirmó el Sr. Jim McKee, Director General de la Coalición Canadiense y Secretario General de la nueva Federación. “Canadá está ahora en una buena posición para proseguir con su liderazgo en este asunto y garantizar una aplicación eficaz de la Convención.”

“Asimismo, parece apropiado que la sede de la Federación se encuentre en Montreal, puesto que allí fue donde nació el movimiento de las Coaliciones”, destacó la Sra. Drouin. “Desde su creación, la Coalición Canadiense ha gozado de un apoyo importante y sostenido por parte del Gobierno de Canadá y del de Québec. Sin este apoyo, la emergencia del movimiento de las coaliciones a escala internacional y su transformación en Federación legalmente constituida no hubiera sido posible.”

Según los términos de la Declaración de fundación, los miembros fundadores confían a la Federación Internacional de Coaliciones para la Diversidad Cultural el mandato de:

  • Proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales en todo el mundo mediante el fortalecimiento de un diálogo y una cooperación internacional eficaz en el ámbito cultural, así como un mayor equilibrio en los intercambios de bienes y servicios culturales;
  • Apoyar la creación e implementación de políticas culturales nacionales, regionales e internacionales;
  • Apoyar el proceso de ratificación de la Convención de la UNESCO sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales (en adelante la “Convención”) que, entre otras cosas, constituye una base jurídica internacional para el derecho fundamental de los Estados y gobiernos a determinar sus políticas culturales propias;
  • Exigir una participación activa de la Federación en la aplicación de la Convención, sobre todo al estar asociada con los trabajos de los órganos de seguimiento de dicha Convención, y apoyar las medidas que refuerzan su aplicación en los ámbitos nacional, regional e internacional;
  • Reforzar la participación de la sociedad civil a escala nacional, regional e internacional, de manera que se involucre concretamente en todas las etapas de implementación de la Convención;
  • Ejercer presiones para que todos los Estados y gobiernos se abstengan de todo compromiso de liberalización del intercambio de bienes y servicios en todos los sectores culturales, tal como podría ser planteada en el marco de negociaciones comerciales bilaterales, regionales o internacionales;

Invitamos a nuestros lectores a conocer la Declaración del Congreso de fundación de la FICDC, en el sitio Internet de la Coalición Canadiense para la Diversidad Cultural.

Fuente: