Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Mensaje del Director General de la UNESCO con motivo del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual: “El patrimonio audiovisual como testigo de la identidad cultural”

El 27 de octubre de 2008 se celebró el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, “una jornada para meditar acerca de la capacidad que tienen las películas, la radio y la televisión de transmitir ideas e información y, al hacerlo, fomentar el diálogo en el interior de las comunidades y entre éstas, en el mundo entero”.

Con motivo de ese día, el Director General de la UNESCO, Sr. Koichiro Matsuura, envió un mensaje sobre el tema “El patrimonio audiovisual como testigo de la identidad cultural”.

Al inicio de su mensaje, el Sr. Matsuura declara: “Si el patrimonio nos permite comprender el pasado, también refleja la diversidad y las identidades culturales de las comunidades actuales. El patrimonio audiovisual, en particular, constituye uno de los principales recursos de que disponen las sociedades contemporáneas para mostrar cuáles son sus valores y manifestar su creatividad.”

En este 2008, Año Internacional de los Idiomas, destaca el Sr. Matsuura, “la creación de contenidos locales para radio y televisión, así como la capacidad de acceder a culturas y perspectivas diferentes por conducto de los canales nacionales e internacionales, son de especial importancia a este respecto, ya que enriquecen aún más la diversidad mundial y abren pistas al diálogo”. “Pero, afirma el Director General, aunque no puede negarse que los registros audiovisuales contribuyen a reducir las brechas que separan a los pueblos, su formato es intrínsecamente frágil y su desaparición representaría la pérdida de una fracción considerable de nuestro patrimonio mundial, junto con la memoria y la identidad del pueblo al que describiera.” “En parte, fue esta fragilidad la que indujo a la 33ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO a instaurar un Día Mundial del Patrimonio Audiovisual”, recuerda el Sr. Matsuura.

“La preservación del patrimonio entraña esfuerzos considerables en lo tocante a los documentos escritos e impresos, pero, indica el Director General, las grabaciones audiovisuales corren un peligro mucho mayor –y de más amplia escala– que los soportes tradicionales.” El Sr. Matsuura recuerda que su conservación se ve amenazada por factores tan diversos como la combustión espontánea de las películas de nitrato o el síndrome del vinagre que afecta a los filmes de acetato, las infecciones por hongos o bacterias, la decoloración o el deterioro del sonido, el síndrome de la película pegajosa o la desmagnetización y la obsolescencia técnica, así como la falta de legislación y de planes de formación para el personal técnico o profesional.

El Director General hace, pues, la siguiente constatación: “Por consiguiente, hay una necesidad urgente no sólo de sensibilizar más acerca de estos asuntos, sino también de asignar mayores recursos humanos y financieros a la conservación, de modo que las generaciones venideras puedan beneficiarse del legado de las precedentes. En ausencia de una acción conjunta, este patrimonio está condenado y, con él, la existencia de algunas comunidades indígenas cuyas voces sólo perduran ahora en las grabaciones audiovisuales realizadas antes de que su mundo desapareciera.”

El Sr. Matsuura concluye haciendo este llamamiento: “En este segundo Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, exhorto a los asociados y amigos de la UNESCO –los gobiernos, las organizaciones internacionales, la sociedad civil y el sector privado– a colaborar con nosotros para velar por que el patrimonio audiovisual reciba el reconocimiento que merece, en tanto que testigo de la identidad cultural y custodio de la diversidad cultural y lingüística del mundo.”

Nuestros lectores quedan invitados a conocer la versión íntegra del mensaje del Sr. Matsuura en el sitio Internet de la UNESCO.