Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

La Gobernadora General de Canadá hace hincapié en “la extrema pertinencia de la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales”

Invitada a tomar la palabra ante el Consejo Ejecutivo de la UNESCO y con motivo de la apertura de la exposición “Culturas y Desarrollo”, que se celebra en París en el marco de la Conferencia General de la UNESCO, la Gobernadora General de Canadá, la Ilustrísima Sra. Michaëlle Jean reafirmó el papel decisivo del diálogo de las culturas en la promoción de la paz y la democratización. Reproducimos aquí un breve extracto de su discurso.

“Estamos tentados de preguntarnos adónde va el mundo. […] ¿Cuándo la concentración de redes de distribución se transforma en pretexto para la instauración de una ‘monocultura’, según la fórmula contundente del antropólogo Claude Lévi-Strauss?

En un mundo en que nuestras suertes están irrevocablemente ligadas, desconfiemos de las derivas que puede acarrear una lógica comercial sin cortapisas, donde tan sólo el ‘cada uno para sí’ y ‘por el clan suyo’ dictarían las reglas.

Seamos desconfiados, pues los retos actuales en lo que concierne al conjunto de las ciudadanas y los ciudadanos del mundo, así como de las culturas de las que son portadores. No nos queda otra opción que la de tener en cuenta la situación y, por lo tanto, ampliar nuestra concepción de la responsabilidad ciudadana y dar a la noción de libertad y a nuestro sentido de la fraternidad contornos cada vez más amplios. Nuestra libertad ya no se puede definir exclusivamente en función de intereses individuales, sino que debe contar con el mayor número posible de intereses. En mi opinión, en eso estriban la belleza y la extrema pertinencia de la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales, de la cual Canadá fue y sigue siendo un ardiente defensor y que constituye el primer hito decisivo de un reconocimiento del derecho cultural internacional.

Dado que la cultura no se reduce a una mercancía como las demás y se encuentra íntimamente vinculada al progreso de las singularidades que alimentan el patrimonio de la humanidad, es de gran importancia no malbaratarla; asimismo, deben darse a todos los países los medios para que se afirmen y emancipen de sus modos de expresión, sin por ello excluir a los demás, sino hacerlo en consonancia con ellos. Me es grato encomiar  en este foro los esfuerzos notables e históricos de la UNESCO a este respecto”.

El texto íntegro de este discurso está disponible en el sitio del Gobernador General de Canadá.

Fuente: