Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Entrevista con Ivan Bernier: Alcance de la resolución sobre el Artículo 21

El Profesor Ivan Bernier es considerado como uno de los padres de la Convención de la UNESCO sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales. Ha escrito numerosos análisis sobre su aplicación y su relación con los instrumentos internacionales de comercio.

Aunque se jubiló hace poco, aceptó compartir con la Coalición Canadiense para la Diversidad Cultural, su análisis del texto adoptado a finales de junio 2011 en lo que concierne a la resolución sobre el Artículo 21.

Recordemos que “[la Conferencia de las Partes] pide a la Secretaría, en el marco de la aplicación de la Sección V de la Convención relativa a las relaciones con otros instrumentos, que en relación con el Artículo 21, enumere los casos en que la Convención se invoca y utiliza en otros foros internacionales y los ponga en conocimiento del Comité, con miras a su estudio en cada reunión ordinaria” (Resolución 3.CP11, párrafo 5).

Entre otras cosas, el Sr. Bernier está satisfecho con la siguiente resolución:

[...]
“Lo que se va a producir ahora es quizá preferible a lo que hubiera podido significar intentar elaborar desde el inicio directivas operacionales. La obligación de ponerse de acuerdo en torno a directivas hubiera podido llevar a resultados insatisfactorios, ya que para evitar debates acalorados sobre ciertos temas se habría podido llegar a generalidades demasiado evasivas como para permitir un verdadero diálogo sobre temas importantes. Como las Partes tendrán la libertad de presentar lo que estimen son buenas prácticas, serán menos reticentes a exponer sus puntos de vista.”

Con este ejercicio, el Profesor Bernier proyecta diferentes posibilidades que se ofrecen a las Partes y a la sociedad civil:

[...]
“Si una Parte identifica como buena práctica el hecho de tomar medidas en el marco de negociaciones comerciales, a fin de preservar su capacidad para elaborar o ejecutar su política cultural, podrá hacerlo sin problema, ya que nadie considerará que se trata de una práctica de alcance universal que se intenta imponer a todas las Partes [...] Entendido de esta manera, se cumple con el objetivo fundamental de las directivas operacionales, el cual consiste en facilitar la implementación de la Convención.”

[...]
“El hecho de otorgar tales reservas o exenciones a socios firmantes de la Convención que lo soliciten en el ámbito de negociaciones de acuerdos comerciales es ciertamente una práctica que debería ser reconocida por todos, ya que está en línea recta con los derechos recíprocos que reconocieron las Partes cuando ratificaron la Convención.”

[...]
“Este ejercicio no puede limitarse a los intercambios entre las Partes. La sociedad civil también debe poder expresarse. Las Coaliciones, en primer lugar, deben presentar sus propios puntos de vista, ya sea redactando documentos o expresándose durante las sesiones del Comité Intergubernamental.”

Los invitamos a leer el texto completo de dicha entrevista en el sitio Internet de la Coalición Canadiense para la Diversidad Cultural.

Fuente: