Diversidad cultural

Comunicados / discursos / declaraciones

Acuerdo comercial UE-EE UU: Contribución de las Coaliciones europeas a la consulta de la Comisión Europea

Al tener serias preocupaciones en lo que concierne a las consecuencias de la política comercial europea sobre los sectores cultural y audiovisual europeos, las Coaliciones europeas para la diversidad cultural, reunidas en Bratislava (Eslovaquia) el pasado día 20 de septiembre, adoptaron una posición común que comunicaron a la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea en el ámbito de la consulta sobre un futuro acuerdo comercial entre Estados Unidos (EE UU) y la Unión Europea (UE).

En su contribución escrita, las Coaliciones europeas manifestaron su temor a que “el audiovisual u otros servicios culturales se incluyan en la negociación comercial y se utilicen como un argumento de negociación comercial”.

Entre otras cosas, las Coaliciones europeas recordaron:

“[…] que la protección y promoción del sector audiovisual es conforme a la posición tradicional de la Unión Europea en materia de servicios audiovisuales. En efecto, hasta la fecha la UE ha rechazado cualquier compromiso comercial en este sector desde el GATS.”

“[…] que al adoptar la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, la UE reconoció la especificidad y la doble naturaleza, a la vez económica y cultural, de los bienes y servicios culturales, así como el derecho de los Estados a implantar políticas culturales. Esto no debería ser una simple referencia citada en los discursos culturales de los comisionados europeos. Debería tener consecuencias efectivas sobre la forma en que la UE actúa durante negociaciones comerciales.”

En lo que se refiere a la negociación del acuerdo comercial entre Estados Unidos (EE UU) y la Unión Europea (UE), las Coaliciones europeas “invitaron a la Comisión Europea a manifestarse a favor de la exclusión horizontal del audiovisual y los servicios culturales de las negociaciones comerciales con Estados Unidos”. En opinión de las Coaliciones europeas, tal posición garantizaría que se mantuvieran las medidas y políticas europeas destinadas a fomentar la diversidad de las expresiones culturales.

Asimismo, expresaron su insatisfacción ante la posición defendida, en estos últimos años, por la Comisión Europea sobre las cuestiones de cultura-comercio, particularmente en lo que concierne al Acuerdo Económico y Comercial Global (AECG) entre la Unión Europea y Canadá:

“Por ejemplo, mientras el mandato que se dio a la Comisión Europea sobre el Acuerdo Económico y Comercial Global (AECG) entre la Unión Europea y Canadá excluía el audiovisual y demás sectores culturales del campo de la negociación, la Comisión Europea no considera que eso provoca automáticamente una exclusión horizontal del audiovisual y los sectores culturales. Además, pese a su compromiso a hacerlo, la Comisión Europea no ha publicado ninguna estrategia sobre este tema crucial de cultura-comercio”.

Finalmente, a propósito de la posición de Estados Unidos en materia de servicios audiovisuales, las Coaliciones europeas destacaron los riesgos siguientes:

“[…] la posición de Estados Unidos en diversos foros muestra que la apertura de negociaciones comerciales en los servicios audiovisuales es una de sus prioridades comerciales.”

“Por una parte, [Estados Unidos] apoya el ejercicio de la OCDE, llamado IRES [Índice de restrictividad de los intercambios de servicios], en el sector de los servicios audiovisuales. La inclusión de medidas y políticas europeas destinadas a fomentar la diversidad cultural en el seno de esta lista, considerándolas únicamente desde una perspectiva comercial, influye en una opinión negativa sobre éstas y podría contribuir a poner en tela de juicio su existencia.”

“Por otra parte, Estados Unidos sugirió que se integrasen los servicios no lineales en la categoría de tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Si el video bajo demanda (VSD) no se considera como servicio audiovisual, su liberalización comercial resultará más fácil, dado que no existen barreras similares en el sector de las TIC y que pocos Estados miembros de la UE tienen intereses comerciales en este sector.”

“Puede considerarse esta posición estadounidense como un primer paso hacia una petición formal de liberalización de los servicios audiovisuales no lineales.”

Para leer la totalidad de la contribución de las Coaliciones europeas, disponible en inglés, sírvanse consultar el sitio Internet de la Coalición Francesa para la Diversidad Cultural.

Fuente: