Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

Recommandation de la Commission au Conseil en vue d’autoriser la Commission à participer, au nom de la Communauté, aux négociations à l’UNESCO sur la convention sur la protection de la diversité des contenus culturels et des expressions artistiques

Commission des Communautés européennes, Bruxelles, le 1er septembre 2004 - 2004/09/01

La Comisión Europea adoptó, el 1º de septiembre de 2004, un proyecto de recomendación al Consejo encaminado a autorizar a la Comisión a participar, en nombre de la Comunidad, en las negociaciones en la UNESCO relativas a la convención sobre la protección de la diversidad de los contenidos culturales y las expresiones artísticas. Según la Comisión, el anteproyecto de convención afecta las políticas internas y externas, tanto a escala de los Estados como a escala de la Comunidad. A este respecto, puede afectar los logros comunitarios y las políticas comunitarias, particularmente en el sector cultural, por ejemplo en materia de política cultural (Cultura 2000), de política audiovisual (Directiva ‘Televisión sin Fronteras’, Programa MEDIA), de libre circulación de los bienes y servicios culturales, de propiedad intelectual, o el aspecto cultural de las políticas comunitarias de cooperación para el desarrollo. Asimismo, afecta no sólo los instrumentos existentes sino también la capacidad de la Comunidad para desarrollar nuevos instrumentos. Además, algunas disposiciones del anteproyecto comprometen a las partes a tomar medidas específicas que entran en el campo de áreas de  competencias comunitarias. Es especialmente el caso de la libre circulación y movilidad de los artistas y los creadores; la facilitación del acceso de las obras provenientes de países en desarrollo a los mercados internacionales; las relaciones con los demás instrumentos internacionales; la concertación y la coordinación internacionales susceptibles de afectar las competencias y los procedimientos comunitarios, especialmente en materia de comercio exterior y de propiedad intelectual. Según la Comisión, el aspecto relativo a la cooperación internacional en general tiene implicaciones sobre las políticas y los instrumentos comunitarios en la materia. Además, a falta de ‘cláusula de desconexión’ para preservar las relaciones específicas entre las Partes que tengan una misma zona de integración regional, el anteproyecto tendría la vocación de regir las relaciones entre los Estados miembros de la Unión Europea en materia de diversidad cultural.

Para concluir, “la Comisión considera que es importante que la Comunidad y sus Estados miembros confirmen, a escala internacional, sus compromisos para con la diversidad cultural. Considera que un enfoque común de la Unión Europea es necesario para contribuir efectivamente al desarrollo de una estrategia mundial para la preservación y la promoción de la diversidad cultural”. Considera, por lo tanto, que es “necesario que el Consejo decida que la Comunidad Europea participe en las negociaciones en la UNESCO sobre el anteproyecto de convención, a fin de preservar los logros y las competencias comunitarias y hacer resaltar los intereses de la Comunidad en estas negociaciones”. Asimismo, recomienda que el Consejo decida igualmente que, en la medida en que el acuerdo depende en parte de la competencia de los Estados miembros y en parte de la competencia de la Comunidad, la Comisión y los Estados miembros cooperen estrechamente durante las negociaciones, con miras a lograr la unidad en la representación internacional de la Comunidad. Para ello, la Comisión recibe las siguientes directivas de negociaciones: velar para que las disposiciones de la futura convención de la UNESCO sobre la protección de la diversidad de los contenidos culturales y las expresiones artísticas sean compatibles con los logros comunitarios y los objetivos, los procedimientos y las medidas de las políticas comunitarias pertinentes, sobre todo en materia de cultura, audiovisual, mercado interior, competencia, propiedad intelectual, comercio internacional y cooperación al desarrollo, y garantizar la preservación de la capacidad de la Comunidad para desarrollar sus políticas, de conformidad con los Tratados; cerciorarse de que la futura convención contenga disposiciones adecuadas para garantizar la preeminencia del derecho comunitario sobre las disposiciones de la Convención en lo que se refiere a las relaciones entre los Estados miembros de la Unión Europea; asegurarse de que la futura convención contenga disposiciones apropiadas que permitan a la Comunidad Europea llegar a ser Parte contratante. (Disponible en francés y en inglés) [73]