Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

Analyse et commentaire critique de l’avant-projet de convention sur la protection de la diversité des contenus culturels et des expressions artistiques dans la version soumise pour commentaires et observations aux gouvernements des États membres de l’UNES

Mme Hélène Ruiz Fabri, professeur à l’Université Paris I – Panthéon Sorbonne, Août 2004 - 2004/08

En este estudio realizado a petición de la Agencia Intergubernamental de la Francofonía (AIF), la Sra. Ruiz Fabri destaca que, en el estado actual del proceso, aún se puede considerar el plazo de la próxima Conferencia de General de la UNESCO, en el otoño de 2005, para la presentación de un proyecto de convención, incluso para su adopción. En cuanto a las consultas iniciadas con la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCED), de conformidad con el mandato que recibió el Director General de la UNESCO, la Sra. Ruiz Fabri recuerda que “es para poder tener en cuenta los instrumentos jurídicos existentes en la elaboración del proyecto de convención por lo que el Director recibió el mandato de iniciar consultas con estas organizaciones, que fueron elegidas porque tienen a su cargo o poseen un profundo conocimiento de los instrumentos jurídicos internacionales más susceptibles de interferir con la obra normativa iniciada en el seno de la UNESCO. Las consultas tienen por objeto dar la ocasión de señalar los puntos sobre los cuales les parece que se puedan producir interferencias normativas problemáticas (...). Dichas consultas no pueden ser entendidas como negociaciones al cabo de las cuales la UNESCO debiera ponerse de acuerdo con las organizaciones o los órganos consultados sobre lo que puede o no puede hacer. No tiene ninguna obligación jurídica de sacar consecuencias de los comentarios que reciba. No obstante, en la medida en que los provocó ella, habrá de considerarlos como de buena fe”.

Sin embargo, recalca que esta consulta, particularmente en el caso de la OMC, conferirá un carácter solemne a los comentarios susceptibles de ser emitidos, debido a los órganos de los cuales provengan y a su composición intergubernamental plenaria. Aunque el Director General de la UNESCO, en su informe preliminar, “manifiesta el deseo de que los Estados miembros de las dos instituciones (UNESCO/OMC) tengan total libertad para expresar posiciones coherentes y concertadas al finalizar las consultas interministeriales en el seno de cada Estado miembro”, la Sra. Ruiz Fabri pone de relieve la importancia de dicha coherencia y afirma que “cada Estado debe velar por sí mismo, para que no se opongan, con motivo de la negociación en la UNESCO, las posiciones que haya podido tomar durante las discusiones en la OMC, aunque sea en un marco puramente consultivo”. Interrogándose sobre la naturaleza y el significado del ejercicio en lo que se refiere a los Estados que son miembros de ambas instituciones (UNESCO/OMC), la Sra. Ruiz Fabri afirma que tienen y tendrán ocasión de dar a conocer sus posiciones sobre el anteproyecto en el ámbito en que éste sea negociado (y que es el ámbito competente para esta negociación). Por otra parte, destaca que “en cuanto a la forma, puede que sea la ocasión para propiciar el desarrollo de una coordinación entre organizaciones internacionales que, por ser aún poco corriente y poco eficaz, resulta cada vez más necesaria en el contexto de la globalización”.

La segunda parte del estudio consta de observaciones generales destinadas a insistir sobre los puntos que a la Sra. Ruiz Fabri le parecen más problemáticos. En el estudio de estos puntos, analiza sobre todo la estructura del texto del anteproyecto, su filosofía, su objeto, su contenido y su articulación con el derecho internacional. (Disponible en francés) [72]