Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

Les industries culturelles des pays du Sud : enjeux du projet de convention internationale sur la diversité culturelle

M. Francisco d’Almeida et Mme Marie Lise Alleman, Association Culture et développement, août 2004 - 2004/08

Este informe de estudio, realizado por cuenta de la Agencia Intergubernamental de la Francofonía (AIF) y del Alto Consejo de la Francofonía, por el Sr. Francisco d’Almeida y la Sra. Marie Lise Alleman, en colaboración con los Sres. Bernard Miège y Dominique Wallon, es, según sus redactores, “fruto del primer intento con un objetivo global para evaluar el peso económico de las industrias culturales en los países del Sur. Constituye una base inicial para conocer las realidades económicas, institucionales y culturales con las cuales se ven confrontadas las industrias de la cultura en los países del Sur”. En efecto, los autores optaron por trabajar a partir de una selección de casos y de países cuyos indicadores macroeconómicos y sociales son representativos de las realidades del Sur. Reconocen que, para semejante investigación, los datos estadísticos son esenciales: “Uno de los resultados de nuestro trabajo es poner de relieve la insuficiencia de informaciones completas acerca de estas industrias y la necesidad de armonizar los procedimientos de recogida de datos, a fin de desembocar en un ‘modelo’ común a la comunidad internacional”. A este respecto, afirman que “es urgente lanzar un programa de trabajo sobre los aspectos económicos de la cultura en los países del Sur, pues la falta de informaciones disponibles, tanto para los poderes públicos como para los profesionales, es uno de los frenos al desarrollo de sus industrias de la cultura. En efecto, este estudio muestra que los países en los cuales se desarrollan son aquéllos que pusieron en común políticas públicas y crearon previamente dispositivos de información. Con ello, la información en sus diversas formas constituye una de las prioridades de un programa de apoyo al desarrollo de las industrias culturales del Sur. En esta perspectiva, la creación en los países del Sur de polos regionales de información ligados a la comunidad internacional sería un factor de dinamismo de las políticas y del desarrollo de las industrias de la cultura”.

En realidad, el informe se basa en la hipótesis de que “la posibilidad para cada pueblo de expresar su visión de la vida a través de sus obras y sus expresiones culturales y de tener acceso a las de los autores constituye un bien público primordial que se ha de preservar y desarrollar. Sin embargo, debido al desconocimiento de la contribución económica y social de las industrias culturales, son pocos los Estados del Sur, particularmente los del África Francófona, que disponen de políticas públicas para apoyarlos”. Por ello los redactores asignan tres objetivos a este estudio: identificar los indicadores de la contribución actual o potencia de las industrias culturales a las economías; mostrar los frenos estructurales para el desarrollo de estas industrias culturales que requieren la implementación de políticas públicas adecuadas. El tercer objetivo se deriva de la perspectiva que ofrece la elaboración de la Convención Internacional sobre la Diversidad Cultural y lleva a explorar las lógicas económicas y culturales que la justifican.

A partir de este estudio, los autores llegan a la conclusión de que la variedad de las industrias culturales, tales como están organizadas en los países del Sur, implica que no se les considere como una entidad homogénea. Presentan características y factores de heterogeneidad: diferencias de estructuración de las redes de distribución, orientación hacia los mercados interiores, baja competitividad en los mercados exteriores. Por ello las estrategias y políticas públicas que se han de iniciar o completar son forzosamente plurales. Deben tender, de forma prioritaria, a estructurar un entorno económico, jurídico y técnico para crear las condiciones de desarrollo de una producción local que contribuya a la economía nacional y a la diversidad cultural. En este contexto, las estrategias y políticas públicas constituyen un factor decisivo de la consolidación de la diversidad cultural. Su elaboración e implementación podrían beneficiarse de la cooperación y de la solidaridad internacionales basadas en planes de acción por temas, elaborados por países y por regiones. En esta perspectiva, las discusiones que se abrirán en torno al Proyecto de Convención Internacional sobre la Diversidad Cultural son capitales para los países del Sur. El reto para estos países es legitimar las políticas públicas para crear un espacio de visibilidad y de viabilidad económica de su producción cultural. El análisis del anteproyecto de convención sobre la diversidad cultural muestra que, por sus objetivos y por las medidas particulares contempladas para los países del Sur, la Convención constituiría una baza esencial para el desarrollo de sus industrias de la cultura y la promoción de la diversidad cultural a escala mundial y de cada país. Para ello, afirman los redactores, al participar activamente en su puesta a punto y en su firma, los países del Sur garantizarían el dinamismo de sus industrias culturales y su enriquecimiento con los intercambios y el diálogo interculturales. (Disponible en francés) [72]