Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

Les Coalitions pour la diversité culturelle et l’avant-projet de Convention sur la protection de la diversité des contenus culturels et des expressions artistiques - Propositions

Coalitions en mouvement, Bulletin des coalitions pour la diversité culturelle, Vol. 2, no. 5, septembre 2004 - 2004/09

En esta edición de su Boletín, el Comite de Enlace Internacional de Coaliciones para la Diversidad Cultural (CIE) anuncia que ya ha empezado la cuenta atrás en la UNESCO en el momento en que los Estados miembros se preparan para debatir contenidos del anteproyecto de convención de la UNESCO sobre la diversidad cultural. Dicho organismo, que la UNESCO ha concedido el rango de observador ante el proceso de negociación intergubernamental, opina que el texto del anteproyecto de convención propuesto «representa un punto de partida aceptable para el debate y la negociación». No obstante, reconoce que es preciso, Existe clara necesidad de perfeccionar ciertas cláusulas fundamentales, entre ellos «las que dicen relación con el derecho de los Estados a darse políticas culturales (Artículos 5 y 6), la que señala la responsabilidad de los Estados de hacer valer los objetivos de la Convención en otros foros internacionales (Artículo 13), y un artículo fundamental sobre su relación con otros instrumentos internacionales (Artículo 19)». Asimismo, propone que se vuelva a trabajar sobre algunas disposiciones que, en su formulación actual, son susceptibles de debilitar la convención o de apartarla de su objetivo inicial. El organismo hace también hincapié en la necesidad, que las organizaciones culturales de cada país se pongan también en campaña para presionar no sólo a su ministro de cultura, sino también a los jefes de Estado y de gobierno, cancilleres (ante quien se reportan los embajadores ante la UNESCO y la OMC) y ministros de comercio internacional. En efecto, está convencido de que «el activismo y la movilización país por país serán la clave para garantizar una Convención eficaz». Por lo tanto, afirma que «esto refuerza la importancia de que los organismos culturales de cada país tomen la iniciativa para instalar el tema en el debate nacional, potenciándose donde sea posible a través de coaliciones amplias que convoquen a organismos de todos los ámbitos (…) para hablar del tema con una sola voz»

Por otra parte, el CIE-CDC establece un paralelo entre la reactivación de las negociaciones de la OMC y El contexto internacional para desarrollar la convención en UNESCO que, según el organismo, experimentó un cambio significativo tras acordarse en la OMC la reanudación de la ronda de negociaciones del ciclo de Doha. Según el CIE-CDC, «cabe destacar que el programa de trabajo para retomar estas conversaciones subraya que no se excluirá a priori a ningún sector de servicios. Eso quiere decir que los servicios de orden cultural siguen siendo parte del debate, salvo que cada Estado Miembro advierta lo contrario». Advierte que, a este respecto, «no hay que olvidar que el 31 de mayo del 2005 vence el plazo para presentar las primeras ofertas de apertura comercial en las negociaciones de Doha. Es decir, los procesos de la UNESCO y la OMC están corriendo en forma prácticamente paralela, y subraya la importancia de que los países se abstengan de hacer ofertas de apertura que afecten a la cultura en las negociaciones comerciales que emprendan, durante el período en que la Convención de la UNESCO se encuentre en proceso de elaboración, adopción y ratificación».

Esta advertencia está tanto más justificada cuanto que, desde que se inició la campaña para la adopción de una convención sobre la diversidad cultural, se multiplican las presiones en las negociaciones bilaterales de los tratados de libre comercio y éstas se ejercen particularmente sobre los países «para aceptar limitaciones a su derecho a adoptar políticas culturales», como lo ilustra «el ambicioso programa de negociaciones bilaterales puesto en marcha por Estados Unidos en el último quinquenio». A este respecto, el organismo invita a las organizaciones culturales «por convencer a sus gobiernos de la importancia de no comprometer al sector cultural en las negociaciones comerciales que realicen mientras la Convención esté en proceso de elaboración, adopción y ratificación». Según el CIE-CDC, las negociaciones más importantes se encuentran las que llevan a cabo los países del Pacto Andino y las conversaciones bilaterales con Sudáfrica y Tailandia.

Mientras tanto, el CIE-CDC intensifica su frente de lucha por la diversidad cultural adquiriendo importancia. Así pues, la reciente conformación de coaliciones culturales en Benín, Bélgica, Colombia, Alemania, Perú, Togo y Uruguay lleva a 18 el número total. Estas se vienen a sumar a las ya existentes en Argentina, Australia, Burkina Faso, Canadá, Chile, Francia, Corea, México, Marruecos, Nueva Zelandia y Senegal. Por lo tanto, declara el CIE-CDC, «las nuevas coaliciones no han perdido tiempo en impulsar la diversidad cultural en sus respectivos países». (Disponible en francés, inglés, español) [72]