Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

Defender y preservar la diversidad cultural: “La afirmación de las culturas e identidades es hoy responsabilidad de todos”

Mme Liza Frulla, ministre du Patrimoine canadien, Mexico, le 23 août 2004 - 2004/08/23

En oportunidad de su participación en la Segunda Reunión de Ministros y Altas Autoridades de la Cultura de las Américas celebrada en México, la Ministra del Patrimonio Canadiense, señora Liza Frulla, firmó un artículo en el periódico Le Devoir en el cual sostiene que “la cultura y la identidad están en el centro de los grandes debates actuales”. Según ella, lo que está en juego es importante: “se trata de participar en un movimiento de mundialización y, a la vez, de afirmación de nuestras culturas, sin las cuales nuestras identidades se debilitarían y el mundo sería cada vez más uniforme”. En consecuencia, añade, el papel de los Gobiernos debe consistir “en favorecer la radiación plena de nuestras culturas respectivas y en proteger nuestras identidades en el contexto de mundialización”. Al respecto, además de los ministros responsables de la Cultura, la señora Frulla destaca que los organismos no gubernamentales y los administradores culturales también tienen que poner manos a la obra con el fin de dar más resonancia a esta defensa de la cultura y de la identidad de los pueblos. Por esta razón, Canadá se ha transformado en “un ardiente partidario de esta causa” en todas las tribunas que le confiere su adhesión al Commonwealth, a la Francofonía internacional (OIF) y a la Organización de los Estados Americanos (OEA). Además, sostiene, “después de la Tercera Cumbre de las Américas, celebrada en Quebec en 2001, tomó forma un amplio consenso entre nosotros sobre esta importante cuestión. Nuestros Jefes de Estado reconocieron claramente que al respetar la diversidad cultural contribuimos a la vitalidad económica y social de nuestras sociedades y a la promoción de principios fundamentales como la buena gobernanza, la cohesión social, el desarrollo humano y la paz. Creemos que es esencial que las Américas y las Antillas participen activamente en la elaboración de la Convención Internacional sobre la Protección de los Contenidos Culturales y Expresiones Artísticas, que lleva a cabo la UNESCO”. Según ella, además de “establecer normas claras que garanticen la circulación de los bienes y servicios culturales en un medio coherente”, esta convención “también debe resultar un instrumento para proteger la cultura en la era digital y para promover una remuneración equitativa para los creadores”. [69] (Disponible en francés)