Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

Marché mondial du Film - Faut-il internationaliser le financement des films? - Situation de la production et de l’exploitation du film dans le monde

FOCUS 2004 – Observatoire européen de l’audiovisuel, Bruxelles, le 13 mai 2004 - 2004/05/13

En las estadísticas que acaba de publicar sobre las Tendencias del mercado mundial del filme, el Observatorio Europeo del Audiovisual constata los buenos resultados de las películas europeas en 2003 en su mercado nacional, pero su poco éxito en otras partes. El Observatorio indica que el volumen de producción de películas ha aumentado, mientras que ha decrecido la frecuentación de las salas de cine en la UE. Así pues, son “954 millones de entradas de cine las que se vendieron en los 25 Estados miembros de la Unión Europea, esto es, un descenso del 4,4% con relación a 2002”.La porción de películas estadounidenses progresó en un 1,6% en un mercado en retroceso, mientras que las películas europeas se exportaron mal. Asimismo, “se produjeron 752 películas en los 25 Estados miembros de la Unión Europea, esto es, 25 más (+3%) que la estimación de 2002 (727 filmes)”. Entre los grandes mercados, sólo Francia experimentó un aumento de su volumen de producción, con un nuevo récord de 212 películas. En cambio, Alemania, Italia y España sufrieron una disminución del número de coproducciones. En su edición del 10 de mayo de 2004, Le Figaro publica el siguiente título: “Europa sigue sin armonizar el financiamiento de su cine”. Según este diario, “si bien el cine estadounidense sigue siendo ampliamente dominante en el conjunto del continente, cada país miembro trata de dotarse de sistemas de financiamiento que le permitan renovar la cinematografía que, durante mucho tiempo, estuvo abandonada”. El diario destaca, asimismo, que cada país de Europa se ha dotado de un Centro Nacional de Cinematografía (CNC), responsable de coordinar los sistemas de ayudas y defender los temas económicos y políticos respectivos, y fueron la existencia de estos CNC y su movilización las que permitieron, a finales del pasado año, evitar que la Comisión Europea pusiera en tela de juicio las ayudas al cine. No obstante, observa el diario, “esta solidaridad europea no impide que haya una gran diversidad de sistemas según los países”: en los países de Europa del Norte, Inglaterra, Alemania o Benelux, por ejemplo, son esencialmente beneficios fiscales que se otorgan a los productores, en la medida en que éstos rueden sus películas en el territorio nacional. Este diario recalca que “este sistema presenta la ventaja de amortizar el 100% del presupuesto de un filme durante el año fiscal”. En Francia y en los países de Europa del Sur, son principalmente las televisiones las que se ponen a contribución mediante un sistema de obligaciones que alimenta fondos de apoyo encargados de compartir equitativamente el producto de este impuesto. (Disponible en francés y en inglés)