Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

"Promouvoir les préférences collectives à l’OMC et au-delà de l’OMC : Coexistence entre politiques publiques et ouverture des échanges - Y a-t-il du bon protectionnisme?"

M. Pascal Lamy, Commissaire européen au Commerce, Bruxelles, le 5 mars 2004 - 2004/03/05

¿Cómo articular una apertura comercial con el respeto a las diferencias en las preferencias colectivas de las diversas sociedades? ¿Cómo concebir un sistema comercial a la vez abierto, aceptado por todos y plenamente que garantice las opciones sociales? El Sr. Lamy aporta elementos de respuesta a estas preguntas durante su intervención, en el marco de la conferencia de los Greens/European Free Alliance que se celebró en el Parlamento Europeo en Bruselas, el día 5 de marzo de 2004. En su opinión, “las políticas públicas son la expresión de las opciones de sociedad elegidas por un determinado país. Los intercambios de bienes y servicios incorporan cada vez más estas opciones de sociedad, y hoy en día el comercio internacional es, cada vez más, el lugar geométrico en el que se conectan sistemas de preferencias colectivas. Éstas reflejan los valores de una sociedad dada”. Y para la Unión, el medio ambiente, la seguridad alimentaria, la diversidad cultural, el servicio público en materia de enseñanza o de salud y los derechos sociales son preferencias colectivas que ella se propone fomentar.
No obstante, reconoce el Sr. Lamy, la articulación de las preferencias colectivas que vehiculan los bienes y servicios intercambiados, aunque sea fundamentalmente positiva y una fuente de enriquecimiento mutuo, puede también engendrar problemas de compatibilidad. Por lo tanto, según el Sr. Lamy, la pregunta que se hace en la OMC y en otras instancias de regulación internacional es la siguiente: ¿Cómo construir una gobernabilidad mundial que refleje la base de las preferencias colectivas con vocación universalista, dejando a la vez a cada país el margen que necesita cada sociedad a fin de salvaguardar sus preferencias colectivas distintas? Para él, la OMC reconcilia esta apertura de los intercambios y las preferencias colectivas, dado que sus normas “otorgan a Estados Unidos un amplio margen de maniobra para adoptar reglas que contravengan la apertura de los intercambios por motivos de salud pública, orden público, moral pública, medio ambiente y seguridad nacional”; asimismo, la jurisprudencia de la OMC confirma esta “posibilidad de imponer los obstáculos para el comercio que sean necesarias para perseguir objetivos definidos en acuerdos internacionales, incluso aquéllos que no estén suscritos por todos los miembros de la OMC”.
Sin embargo, admite que esto no impide que “el campo de aplicación de estas reglas no esté siempre muy claro y que la jurisprudencia, aunque positiva en la materia, permanece incompleta y deja márgenes para su interpretación”. Afirma que, para ello, es preciso “promover las preferencias colectivas en la OMC y más allá” de la OMC, ya que, en su opinión, “la vocación de la OMC no es reglamentar todo y la dimensión de las reglas debe pasar por el refuerzo de los demás pilares de la gobernabilidad mundial y el respeto, por parte de la OMC, de las reglas resultantes de dichos foros. Por lo tanto, se plantea aquí la cuestión de la articulación entre la lógica esencialmente comercial de la OMC, aunque esté abierta a ciertas preferencias colectivas, y las reglas establecidas en otros foros”. (Disponible únicamente en francés)