Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

Concentrations transnationales des médias en Europe - Rapport

Conseil de l'Europe, Strasbourg, novembre 2004 - 2004/11

Este informe, preparado por la División de Medias de la Dirección General de los Derechos Humanos del Consejo de Europa, se interesa en las tendencias y consecuencias de la concentración transnacional de los medios de comunicación en Europa y afirma la necesidad, para el Consejo de Europa, sus Estados Miembros y los medios de comunicación, de adoptar medidas con el fin de garantizar que la libertad política y la diversidad cultural puedan prosperar. Aunque la expresión "concentración transnacional de los medios de comunicación" haga por lo general referencia a la propiedad de los conglomerados de medias, el enfoque adoptado en el informe es más amplio. Según este enfoque, también existe concentración transnacional de los medios de comunicación cuando: sociedades o conglomerados de medias distribuyen sus productos en varios países, en especial, emisiones específicamente destinadas a otros países que el de origen; sociedades que ejercen sus actividades - directamente o por medio de filiales, de los medios de comunicación de más de un país; sociedades, individuos o grupos de individuos son propietarios de conglomerados de medias en muchos países. Además, otros factores pueden contribuir a la concentración transnacional de los medios de comunicación, por ejemplo, los desbordamientos y/o las retransmisiones fuera de las fronteras o el control de pórticos Internet. De esta manera, los conglomerados de medias se vuelven menos numerosos, el acceso al mercado se hace más difícil para las empresas que intentan establecerse y las libertades editoriales resultan afectadas; todo eso contribuye a limitar la expresión de opiniones independientes y a reducir la diversidad de la vida cultural y social.

Sin embargo, recomienda el informe, es importante que Europa disponga de conglomerados de medias económicamente fuertes. Éstos tienen el poder económico y la masa crítica necesarios para resistir a las presiones externas; pueden ejercer una función de vigilancia pública a nivel europeo, promover las normas, la diversidad y los contenidos europeos y oponer una alternativa europea a las importaciones culturales. Cuando los conglomerados de medias transnacionales se vuelven demasiado dominantes los problemas surgen. Al respecto, el Parlamento Europeo ya había llamado la atención sobre los efectos nefastos que puede acarrear la concentración transnacional de los medios de comunicación sobre el pluralismo de la información y la diversidad cultural y lingüística en Europa. En ese sentido, con el fin de comprender el proceso de concentración transnacional de los medios de comunicación, este informe pone en claro distintos aspectos, en especial, los económicos, jurídicos y tecnológicos, así como otros vinculados a la audiencia y a los contenidos.

El informe sostiene, en particular, que el nuevo entorno de medias a nivel europeo y mundial ofrece una elección más extensa a los telespectadores y a los consumidores en cuanto al número de cadenas y otros productos de información disponibles, aunque no ocurre lo mismo hasta ahora en lo que respecta a la diversidad de contenidos. Por lo tanto, el desafío consiste en velar para que la libertad de expresión e información y el pluralismo de las opiniones formen parte integrante del futuro entorno de información europeo, y en que los medios de comunicación europeos reflejen y hagan progresar la diversidad cultural y lingüística en Europa. Por esta razón el informe recomienda que se adopte una serie de medidas. Por ejemplo, el Consejo de Europa debería examinar con urgencia los medios, incluida una convención, que permitirían obstaculizar los efectos nefastos que este fenómeno podría tener sobre la libertad de expresión, el pluralismo y la diversidad. (Disponible en francés, inglés) [84]