Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

El Consejo de Europa pide que sus Estados miembros ratifiquen la Convención de la UNESCO, y La Comisión Europea desea ser una parte activa de esta Convención y la ratificará a su vez, 2006/02/06

En una recomendación a los Estados miembros de la Unión Europea adoptada el día 1 de febrero de 2006, el Comité de Ministros del Consejo de Europa pide que, “en la primera oportunidad, los Estados miembros de la Unión Europea ratifiquen, acepten y aprueben a la Convención sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales o se adhieran a la misma”. El Consejo de Europa cuenta con 46 Estados miembros.

Por otra parte, el 21 de diciembre de 2005, la Comisión Europea invitó oficialmente a sus 25 Estados miembros a ratificar esta Convención ‘en el plazo más breve’. La Comisión quiso recordar que había recibido el mandato de negociar en la UNESCO en nombre de la UE y que los Estados miembros, por su lado, también estaban representados por su Ministro ad hoc del Consejo Europeo. Evocando el principio de competencias compartidas, la Comisión desea ser una parte activa de la Convención y la ratificará a su vez. Pero esta ratificación no se contabilizará en el número mínimo de 30 necesario para que la Convención entre en vigor. Para ello, invita la buena ‘coherencia’ de esta Convención con otros instrumentos políticos de la Unión en materia de cooperación, desarrollo, política comercial común, política audiovisual y acción cultural.

Si bien la Convención de la UNESCO no tiene previsto plazo para los ratificaciones, se sabe que Canadá es el primer país –y el único hasta la fecha– en haberla ratificado ya. No obstante, “Francia lo prometió para el próximo mes de marzo y los países nórdicos para el verano, mientras que Bélgica, al igual que otros países, requerirá un año. Pero hay algunos países, en particular los del Este, que todavía no disponen de su propia traducción completa”.

Se señala que hay otro desafío, y es que “sería preciso que el mínimo exigido de treinta países signatarios fuese realmente representativo del paisaje mundial y de su mosaico cultural”. Por lo tanto, en su comunicado, la Comisión incita a los 25 a entrar en contacto con sus países tercios para invitarlos a la ratificación.

También se sabe que los países del Sur habían reclamado un ‘Fondo de la Diversidad Cultural’ para sostener a sus respectivos cines en desarrollo, lo cual fue aceptado con tal de que las contribuciones fuesen voluntarias. En este sentido, algunos países, como Bélgica, ya tienen previsto reorientar sus ayudas o acuerdos de cooperación existentes a través de este fondo específico.