Diversidad cultural

Publicaciones y Estudios

El aporte de los creadores: el papel de las profesiones culturales en la economía durante los años 90, por Michael Schimpf, Statistique Canada (Instituto de Estadística de Canadá)

Le Quotidien (el boletín oficial de difusión de los datos de Statistique Canada) anuncia la publicación del estudio “El aporte de los creadores: el papel de las profesiones culturales en la economía durante los años 90”, realizado par Michael Schimpf. Dicho estudio forma parte de la serie “ Cultura, Turismo y Centro de Estadística de la Educación: documento de investigación” ( 81-595-MIF2008064). Está disponible en el módulo “ Publications ” del sitio Internet de Statistique Canada, en versiones francesa e inglesa.

El estudio trata de explicar, en primer lugar, en qué medida los trabajadores de la cultura ocupaban un empleo fuera de las industrias culturales en el transcurso de los años 90, por ejemplo en las industrias de fabricación o los servicios a las empresas. A este respecto, al presentar las principales conclusiones del estudio, Statistique Canada escribe: “Los trabajadores de la cultura y sus conocimientos, sus competencias y su creatividad son útiles para la producción de bienes y servicios fuera del sector cultural (…).” El estudio muestra que cerca de la mitad de los trabajadores de la cultura se encontraban en las industrias no culturales y, en particular, en cuatro sectores, esto es, en la industria manufacturera, los servicios a las empresas, los servicios docentes y el comercio al por menor. Por último, agrega Statistique Canada, “no es de extrañar que se encuentren numerosos trabajadores de la cultura primaria en algunas industrias culturales típicas, como la imprenta y la publicación, la radiodifusión y el teatro. No obstante, lo que sorprende es observar el número de aquéllos que trabajan en industrias que no se suelen considerar como culturales por naturaleza”.

Statistique Canada precisa que el principal tema del estudio son los trabajadores de la cultura primaria, “es decir, aquéllos que trabajan en las profesiones primarias centradas en la creación y producción artísticas, tal y como se definen en el Marco canadiense para las estadísticas culturales”. Según el organismo estadístico canadiense, las profesiones primarias centradas en la cultura son las que intervienen directamente en la creación, por ejemplo, las de escritor, arquitecto, diseñador de un tipo u otro, actor, músico y archivero.

Asimismo, el estudio trata de averiguar si el empleo de los trabajadores de la cultura fuera del las industrias culturales aumentó durante los años 90. Los resultados muestran, entre otras cosas, que el número de trabajadores de la cultura primaria en las industrias manufactureras canadienses incrementó un 55%, esto es, una tasa claramente superior a la del crecimiento del conjunto de los puestos de trabajo en dicho sector durante los años 1990. En el caso de los servicios a las empresas, los resultados indican que el empleo en el sector de la cultura primaria casi duplicó en esa década, esto es, un incremento tan fuerte como el crecimiento total del empleo en los servicios a las empresas. A este respecto, Statistique Canada declara: “Cabe pensar que la producción de bienes fabricados y los servicios a las empresas se apoyaron más en el trabajo de creación al final de la década que al principio.”

Asimismo, el estudio analizó el lugar en el cual los trabajadores de la cultura primaria suelen ser activos. Los resultados muestran que las empresas instaladas en las grandes ciudades contrataban generalmente un mayor número de trabajadores de la cultura que aquéllas cuyas actividades se realizaban en ciudades pequeñas o en regiones rurales. “Por consiguiente, destaca Statistique Canada, se puede decir que las competencias, el saber y la creatividad centrados en la cultura son más susceptibles de ser utilizados para producir bienes y servicios no culturales en las grandes ciudades canadienses.”

Invitamos a nuestros lectores a conocer todas las conclusiones de dicho estudio.

Fuente: