Diversidad cultural

Boletín informativo
La Diversidad de las Expresiones Culturales

Vol. 5, no 18, lunes, 13 de junio de 2005

Hacia la adopción de la Convención sobre la diversidad de las expresiones culturales en la UNESCO, en octubre de 2005: ¡Hay que mantener el rumbo y proseguir la movilización!

EN DESTACADO :

Comunicados, discursos, declaraciones



Comunicados, discursos, declaraciones

“Se ha dado un paso importante, pero hay que proseguir la movilización en favor de un convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales”

Line Beauchamp,  ministre de la Culture et des Communications du Québec, le 10 juin 2005 – 2005/06/10

En vísperas de la Cumbre Mundial de Ministros de Cultura que se celebró en Madrid los días 11 y 12 de junio, y en la cual participó, la ministra Beauchamp hizo el balance de la tercera y última sesión de la reunión intergubernamental de expertos de la UNESCO que finalizó sus trabajos el pasado día 3 de junio en París. Manifestando su satisfacción por haberse superado esta importante etapa, la ministra declara que “más que nunca, es preciso mantener la presión y proseguir los esfuerzos de movilización” en favor del texto del anteproyecto de convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales

Este último texto, que fue adoptado por una amplia mayoría de los Estados miembros, es objeto de una recomendación positiva para que sea adoptada en la Conferencia general de la UNESCO que se celebrará en el próximo mes de octubre. En esta perspectiva, hay que garantizar el apoyo del mayor número de Estados miembros de la UNESCO. Asimismo, la ministra declara: “Este reunión de Ministros de Cultura será una oportunidad privilegiada para intercambiar acerca del documento procedente de la última sesión de negociación intergubernamental y asegurar el respaldo más amplio posible al proyecto de convención que será sometido. Este encuentro internacional, en este momento preciso, constituye una palanca para garantizar el éxito de la última etapa que conducirá a la adopción de la convención”. Asimismo, los ministros aprovecharán esta ocasión para reafirmar el hecho de que las expresiones culturales forman parte del patrimonio común de la humanidad, así como el papel de la cultura en el desarrollo de nuestras sociedades.

“Para Québec, concluye la ministra, se ha alcanzado lo esencial de los objetivos contemplados: se ha reconocido el derecho de los gobiernos a adoptar políticas y medidas de apoyo a las expresiones culturales, así como la índole específica de los bienes y servicios culturales y, de forma explícita, la no subordinación de esta convención a los demás instrumentos internacionales. El proyecto prevé también mecanismos de seguimiento y de solución de las controversias a partir de los cuales se podrá desarrollar la Convención ». [05-18]

Arriba de la página

Diversidad cultural: una proyección principal hacia la adopción de la Convención de la UNESCO

Commission européenne, Bruxelles, le 6 juin 2005 – 2005/06/06

En esta declaración, la Comisión Europea destaca que “la negociación de un proyecto de convención de la UNESCO sobre la diversidad cultural finalizó con éxito en París el 3 de junio de 2005. Durante esta tercera sesión de negociación, se aprobó el nuevo texto de un proyecto de convención y se recomendó su adopción en la próxima Conferencia general de la UNESCO (octubre de 2005). La Comisión Europea negoció en nombre de la Comunidad Europea, en virtud del mandato que le fue confiado por el Consejo en noviembre de2004. El nuevo proyecto de convención legitima las políticas culturales y propicia la cooperación internacional. Reafirma el cumplimiento de las obligaciones internacionales y, al mismo tiempo, impone que las partes signatarias, al aplicar e interpretar sus obligaciones internacionales y al negociar nuevos acuerdos internacionales, tomen en consideración las exigencias de la diversidad cultural. Es una primicia en derecho internacional”.

Así pues,  según Ján Figel, Comisario europeo responsable de Cultura, “la UE ha llegado a ser un polo de influencia en estas negociaciones de la UNESCO, demostrando claramente a esta organización la fuerza que saca de la unicidad de su palabra y de su modo operatorio. Esperamos con impaciencia el resultado positivo de estas negociaciones en el otoño, porque será una oportunidad única para lograr que evolucione el reconocimiento internacional del análisis de la realidad y los problemas que gravitan en torno a la diversidad cultural y a las políticas culturales”.

En noviembre de2004, la Comunidad Europea y sus Estados miembros enviaron a la UNESCO una comunicación en la cual sintetizaban sus puntos de vista sobre el futuro convención. Por la UE, la convención debería afirmar la índole específica y dual (cultural y económica) de los bienes y servicios culturales, reconocer el papel de las políticas públicas en la protección y la promoción de la diversidad cultural y admitir la importancia de la cooperación internacional como respuesta a la vulnerabilidad cultural, sobre todo pero no exclusivamente, en los países en desarrollo. Para la UE, sería una ocasión para prolongar y reforzar sus acciones e instrumentos de cooperación internacional en el área cultural, como los acuerdos UE-ACP y las coparticipaciones de la Europa mediterránea.

Comentando el nuevo texto del anteproyecto de de Convención, la Comisión Europea apunta que la definición de ‘bienes y servicios culturales' es oportunamente restrictiva, a fin de garantizar que las ‘políticas culturales’ no vayan a ser utilizadas para negociaciones comerciales sobre bienes y servicios que no sean culturales. Además, el nuevo proyecto de convención contiene una cláusula que habilita a la Comunidad Europea a ratificar la convención y a llegar a ser parte de la misma. Durante su reunión de coordinación en París, los 25 Estados miembros manifestaron unánimemente su apoyo al resultado de las negociaciones. [05-18]

Arriba de la página

La firma de un acuerdo sobre la diversidad cultural: "Victoria para el Canadá y la diversidad cultural"

Liza Frulla, ministre fédérale du Patrimoine canadien, Ottawa, le 3 juin 2005 – 2005/06/03

La ministra Liza Frulla, manifestó su satisfacción por la firma de un acuerdo sobre la diversidad cultural, que sobrevino al finalizar las negociaciones intensivas en la UNESCO: “Estoy encantada de ver que el texto sobre el cual se han puesto hoy de acuerdo los representantes oficiales es conforme con la posición de Canadá. Nuestro deseo es que la Convención reconozca la naturaleza a la vez económica y social de los bienes y servicios culturales; que confirme el derecho de los Estados a tomar medidas que propicien la expresión cultural; por último, que esta convención esté en un pie de igualdad con los demás tratados internacionales y no esté subordinada a éstos, y que sirva de punto de referencia en las discusiones en materia de diversidad cultural”. Asimismo, declaró: “Para que sea eficaz y se cumpla, la Convención debe ser apoyada por el mayor número posible de países en la Conferencia general de la UNESCO. Por ello resulta importante que Canadá siga asumiendo un papel de líder en este ámbito. Mi tarea durante los próximos meses consistirá en hacer resaltar las ventajas de la Convention, sobre todo ante los países susceptibles de no estar totalmente de acuerdo con el texto propuesto”. También recalcó: “Tan sólo nos quedan algunos meses antes del mes de octubre para lograr el apoyo internacional a la Convención, y urge que unifiquemos nuestras fuerzas para que sea adoptada este otoño. Toda la humanidad podrá beneficiarse, durante generaciones, de la riqueza que representa la diversidad de nuestras culturas y nuestras identidades”.

La ministra destaca, entre otras cosas, que “aunque Estados Unidos no apoyó el proyecto de texto de la Convención, éste fue avalado por la casi totalidad de los 130 países presentes”. Tras una conferencia telefónica, la prensa relata que la Unión Europea, China, India, Rusia y la mayor parte de los países latinoamericanos y africanos aprobaron el acuerdo; incluso algunos de ellos consideran que se trata de ‘un momento histórico’. Agrega que los Estados Unidos dio un portazo a las conversaciones, debido sobre todo a sus reticencias acerca de la ayuda pública a las industrias culturales, y que, no obstante, Ottawa cree que los estadounidenses intensificarán su cabildeo de aquí al mes de octubre. [05-18]

Arriba de la página

Reunión intergubernamental de expertos sobre el anteproyecto de convención sobre la diversidad cultural - Declaración del portavoz del Quai d'Orsay

Ministère des Affaires étrangères, Paris, le 6 juin 2005 – 2005/06/06

Según informa el gobierno francés, al final de la tercera y última sesión de la reunión intergubernamental de expertos a la UNESCO, se pudo adoptar, a escala de los expertos, un ‘Anteproyecto de convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales' que se presentará a los Estados miembros de la UNESCO para su aprobación en la 33a  sesión de la Conferencia General que se celebrará del 3 al 21 de octubre de 2005 a la UNESCO en París. El portavoz destaca que “este proyecto de Convención debería de llenar un vacío jurídico en el derecho internacional: reconoce la índole específica de la cultura y su contribución al desarrollo y a la cohesión social; confirma el derecho soberano de los Estados a adoptar e implementar políticas culturales; convierte la protección y la promoción de la diversidad cultural en eje principal de las políticas de cooperación internacional”. [05-18]

Arriba de la página

La Coalición canadiense se alegra de la conclusión rentable de las negociaciones de la UNESCO y recomienda vivamente que el texto esté adoptado a la Conferencia general de octubre próximo

Coalition canadienne pour la diversité culturelle, Montréal, le 8 juin 2005 – 2005/06/08

En este comunicado, la Coalición canadiense declara que la decisión tomada por los Estados miembros de la UNESCO de recomendar, pese a una fuerte oposición de Estados Unidos, la adopción de un proyecto de convención internacional sobre la diversidad cultural a la Conferencia generale de la UNESCO, en octubre próximo, constituye una victoria significativa en la campaña destinada a inscribir en el derecho internacional el derecho de los países a dotarse de políticas culturales: “Este proyecto de convención de la UNESCO representa un logro importante en la campaña para que sea reconocido, en derecho internacional, el principio según el cual los bienes y servicios culturales difieren fundamentalmente de los demás tipos los bienes y servicios”, afirma su  copresidente, Sr. Pierre Curzi. Y agrega: “Salvo algunas excepciones, los Estados y gobiernos deben poder recurrir a políticas culturales, como las cuotas de contenido nacional, las subvenciones, las bonificaciones tributarias y las reglas sobre la propiedad extranjera, a fin de cerciorarse de que sus ciudadanos tengan acceso a su propia cultura. Pero los acuerdos de comercio ejercen presiones cada vez más fuertes sobre los países para que renuncien a este derecho”.

Si bien Robert Pilon, Vicepresidente Ejecutivo de la Coalición, afirma que la convención representa un ‘hito histórico’ al reconocer que los bienes y servicios culturales trascienden su simple dimensión comercial, destaca, sin embargo, que la convención adolece de algunas lagunas, lo cual refleja el hecho de que se trata del primer intento de la comunidad internacional para ponerse de acuerdo sobre un tratado que reconozca el derecho de los Estados a adoptar políticas y medidas de apoyo a las expresiones culturales. Asimismo, declara: “Hubiéramos preferido un mecanismo de solución de las controversias apremiante, aunque el mecanismo seleccionado representa un primer paso importante. Y pese a que nos alegramos de que el texto de la convención afirme que ésta no estará subordinada a otros tratados, nos sigue preocupando la relación que tendrá esta convención, en la práctica, con los acuerdos de comercio.”

En efecto, si se adopta en la Conferencia general de octubre, el texto de la Convención tendrá como efectos:

  • Reconocer en derecho internacional la índole específica de los bienes y servicios culturales, como portadores de valores, de identidad y de sentido.
  • Afirmar claramente el derecho de los Estados a adoptar políticas culturales, con miras a garantizar una verdadera diversidad de las expresiones culturales en sus territorios respectivos.
  • Establecer disposiciones por las cuales los países desarrollados se comprometan a ayudar a los países en desarrollo a apoyar el desarrollo de sus propias industrias culturales en emergencia.
  • Establecer el principio de no subordinación, que otorgará a la convención, en derecho internacional, un status igual que el de otros tratados internacionales, entre ellos los acuerdos de comercio.
  • Incitar a los países a tener en cuenta las disposiciones de la convención, no sólo durante la negociación de otros acuerdos internacionales, sino también en la aplicación y la interpretación de los tratados en los cuales sean partes.
  • Establecer un mecanismo básico de solución de las controversias, que, en el transcurso de los años, tenga el potencial de producir un cuerpo de decisiones sobre los asuntos de política cultural y, con ello, influir en el trato otorgado a la cultura en el marco de los acuerdos de comercio.

En el comunicado, se hace hincapié en que el proyecto de convención recibió la aprobación de la gran mayoría de los 135 Estados miembros de la UNESCO que participaron en las negociaciones, pese a que “encontró una fortísima oposición por parte de Estados Unidos, país que mantuvo una estrategia de dilución del contenido y recurrió a maniobras dilatoriasdurante todas las negociaciones. El último día de éstas, hubo una escalada por parte de la delegación de Estados Unidos en su oposición al proyecto, cuando presentó una declaración formal en la que ponía en tela de juicio la legitimidad misma del proyecto de convención y el proceso por el cual éste se negoció”. Sobre esta base, la Coalición declara: “No ha terminado la lucha. Resulta evidente que Estados Unidos ejercerá intensas presiones para que algunos países se adhieran a su posición de aquí a la celebración de la Conferencia general de la UNESCO.Pero ahora tenemos en manos un proyecto de convención que merece la pena ser defendido con energía, y presionamos al Gobierno del Canadá para que haga todo lo que le sea poaible, a escala internacional, a fin de que esta convención sea adoptada por una mayoría aplastante en octubre próximo.” [05-18]

Arriba de la página

"Diversidad cultural: oportunidades y desafíos": Segunda reunión de los ministros de Cultura de la ASEM – Declaración final

Ministère de la Culture et de la Communication, Paris, le 8 juin 2005 – 2005/06/08

Antes de la Cumbre de Madrid, en la que se espera la participación de unos cincuenta ministros de Cultura, los días 11 y 12 de junio de 2005, en torno al núcleo formado por los de España, Brasil y Francia, pero también de China, se celebró una reunión del ‘diálogo Europa-Asia’ (ASEM) en París del 7 al 8 de junio. Las delegaciones de treinta y seis países, desde Polonia hasta Malasia, participaron en los cuatro talleres destinados a hacerse eco de los trabajos de la reunión intergubernamental de expertos de la UNESCO. “Se trata sobre todo, para los defensores de la diversidad cultural, de explicar y mantener la presión en torno al proyecto de convención de la UNESCO”. Después del encuentro, los participantes adoptaron una Declaración Presidencial y un Plan de Acción en quince puntos de los ministros de Cultura. La declaración final “recuerda la voluntad de numerosos países de Asia y Europa de sacar todas las consecuencias de la especificidad de los bienes y servicios culturales, tanto con la afirmación del derecho de los Estados a establecer políticas destinadas a proteger y promover esta diversidad, como con el refuerzo de la cooperación entre los países desarrollados y los países en desarrollo”. La Conferencia de Ministros de Cultura de la ASEM manifestó también el deseo de que dicha institución contribuya a que la Convención llegue a ser aplicable y desempeñe un papel activo en la preservación y la valorización de la diversidad cultural.

Como lo recalca el Ministro francés de Cultura, Sr. Renaud Donnedieu de Vabres, la declaración del Presidente, es el eco de las intervenciones de numerosos delegados, que recibieron con satisfacción el resultado de la última reunión intergubernamental de la UNESCO. Ésta representó un paso decisivo hacia la adopción, en la próxima Conferencia general de la UNESCO, de la convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales proceso no ha terminado. Nuestra reunión es tanto más importante cuanto que nos ha permitido movilizarnos a fin de que la convención pueda efectivamente ser adoptada en octubre próximo. De aquí a entonces, es esencial que podamos continuar obrando sin descanso en pro de la explicación y del convencimiento. La reunión que se celebrará en Madrid al final de la semana, con los ministros de los países francófonos, hispanófonos y lusófonos constituirá un momento privilegiado de esta movilización. En efecto, es esencial que una tal convención entre en el orden jurídico internacional y que, de esta forma, pueda ponerse la primera piedra de un verdadero derecho internacional de la cultura, al igual que el derecho internacional de la salud o del medio ambiente, dado que también la cultura es esencial para el desarrollo y el progreso de la humanidad”. [05-18]

Arriba de la página