Diversidad cultural

Boletín informativo
La Diversidad de las Expresiones Culturales

Vol. 5, no 8, lunes, 4 de abril de 2005

Prosiguen la sensibilización y la movilización en favor de la adopción de la Convención sobre la diversidad de las expresiones culturales a la UNESCO !

EN DESTACADO :

Comunicados, discursos, declaraciones

En la agenda



Comunicados, discursos, declaraciones

Encuentros de París para la Europa de la Cultura: Organizar un verdadero debate europeo, de los artistas, los intelectuales, los responsables de la cultura

Renaud Donnedieu de Vabres, ministre français de la Culture et de la Communication, 29 mars 2005 – 2005/03/29

Los Encuentros de París para la Europa de la Cultura se celebrarán en esa ciudad, los días 2 y 3 de mayo próximo. Durante estos dos días se reunirán cerca de 800 personalidades de los 25 países de la Unión Europea: cineastas, escritores, arquitectos, actores, músicos, coreógrafos, plásticos, intelectuales, ministros de cultura europeos, representantes de organizaciones profesionales y de instituciones, personalidades políticas, “con el fin de otorgar una verdadera ambición cultural a la Europa política que se construye actualmente”. Los Encuentros de París son la continuidad de la Conferencia de Berlín, celebrada los días 26 y 27 de noviembre de 2004, bajo el lema “Dar un alma a Europa”.

Estos Encuentros, que forman parte de un debate europeo lanzado de manera concertada por varios Estados Miembros, apuntan a movilizar los responsables políticos europeos en un contexto institucional excepcional. Por esta razón, y con el fin de proseguir la reflexión iniciada en la Conferencia de Berlín, el Gobierno Francés organiza este “verdadero debate europeo, de artistas, intelectuales, responsables de la cultura, que conduce, durante su duración, a lanzar iniciativas concretas en favor de la difusión cultural de Europa”. Con el fin de elaborar propuestas concretas, estos Encuentros estarán preparados por cuatro talleres que trabajarán sobre los temas siguientes: patrimonio y turismo cultural; cine y audiovisual; libro, lenguas y traducciones; teatro, música, danza. Estos talleres se desarrollarán durante cuatro medios días de debate: debate de los filósofos, de escritores y de historiadores sobre el papel de la cultura como fundamento de la idea y la identidad europeas, debate sobre las prioridades de acción en la UE, debate sobre la proximidad y la diversidad de las diferentes culturas europeas y debate de artistas e intelectuales con los responsables políticos, sobre la base del llamado hecho en junio de 2004 por un centenar de artistas “Para una Europa basada en su cultura”. Además de los 500 artistas e intelectuales, procedentes de todos los demás Estados Miembros de la Unión Europea , de todas las disciplinas y formas de expresión, también estarán presentes el Presidente del Consejo Europeo y el Presidente de la Comisión Europea, el conjunto de Ministros de Cultura de la UE, los miembros implicados del Colegio de Comisarios (Sr. Figel, Sra. Reding ), así como varios parlamentarios europeos y nacionales.

Los Encuentros de París, así como la Conferencia de Berlín, tendrán su continuidad en una Reunión en Budapest (Hungría) que tendrá lugar del 17 al 19 de noviembre de 2005, mientras que España y Polonia examinan la posibilidad de proseguir estas iniciativas en la primavera y el otoño de 2006, con el fin de mantener este impulso. En este contexto, el Sr. Donnedieu de Vabres declara: “Esto corresponde a mis convicciones y es el resultado de un análisis de la situación sobre la construcción europea compartida tanto por el Presidente de la República, como por el Canciller Federal o el Presidente de la Comisión Europea: Europa tiene que colocar la cultura en el centro de sus prioridades y de su accionar. Porque la cultura es un fundamento de la idea europea, porque une a los Europeos en una misma comunidad de valores y porque la cultura es una ventaja en la competencia económica internacional, tanto en términos de creación de puestos de trabajo (oficios dentro del turismo, patrimonio, industrias culturales), de poder de atracción (grandes empresas, turistas, estudiantes), como de capacidad de innovación”. Destaca que el proyecto de Constitución Europea es un paso hacia adelante para la cultura, porque abre nuevos ámbitos de acción, a los que se deben preparar los países interesados en la cultura.

A este efecto, el Ministro destaca que el riesgo de uniformización de la cultura no es un mito: 85% de las entradas vendidas en las salas de cine del mundo corresponden a películas producidas en Hollywood; el segmento de mercado global de las películas europeas en la Unión Europea bajó, pasando de 27,8% en 2002 a 25,7% en 2003, mientras que el de las películas estadounidenses aumentó, pasando de 70,1% en 2002 a 72,1% en 2003; un 50% de las producciones de ficción difundidas en la televisión europea es de origen estadounidense, este porcentaje alcanza un 67% en Italia; el 70% de las grabaciones legales de música vendida en el mundo está producido por dos grandes empresas; y, entre los diez novelistas más traducidos del mundo, nueve son escritores de lengua inglesa. Por esta razón, destaca el Ministro, Francia formó parte de los más ardientes promotores de la Convención sobre la diversidad cultural en curso de negociación en la UNESCO. Frente a las negociaciones en la OMC, como políticas internas de la UE, este proyecto tiene por objeto garantizar el derecho de los Estados de llevar a cabo políticas de apoyo a la actividad cultural en nombre de la especificidad de las obras de arte y de la creación, que no pueden considerarse como mercancías ordinarias. La Comisión Europea se comprometió en esta negociación, apoyada por Francia. Dicha comisión recibió el mandato del Consejo de Ministros en diciembre pasado: “Es importante reflexionar con los profesionales de la cultura sobre las repercusiones que podrán obtener en los asuntos europeos internos de los principios alcanzados en la UNESCO, sobre el funcionamiento del mercado interno y la competencia. Éste es el objetivo de la Carta para la Europa de la Cultura, afirma el Ministro.” [05-08]

Arriba de la página

En la agenda

VII Conferencia Ministerial Europea sobre las comunicaciones de masa: Relaciones de fuerzas en torno al sector audiovisual

Journal de L'Humanité, édition du 11 mars 2005 – 2005/03/11

Reunida en Kiev el 10 de marzo pasado, bajo los auspicios del Consejo de Europa, la VII Conferencia Ministerial Europea sobre las Comunicaciones de Masa en el espacio europeo debatió sobre la diversidad cultural y el pluralismo de los medias a la hora de la mundialización. Con este motivo, Claude Michel , Secretario Federal de la CGT Espectáculo, concedió una entrevista a l’Humanité , en la que hace un balance de las relaciones de fuerzas en juego en torno a los temas audiovisuales en Europa. Describe, de manera particular, las prerrogativas de Europa en materia de audiovisual y sus competencias en el ámbito cultural desde 1992: ayuda a la creación (programas Cultura 2000, planes Media, Medias 2 y Media Plus); iniciativas reglamentarias, principalmente orientadas hacia la directiva Televisión sin Fronteras, instaurada en 1989, actualizada en 1997 y reorientada en la actualidad. Esta directiva define la naturaleza del mercado interior en materia de audiovisual, pretende facilitar la circulación de las obras en Europa y define asimismo una serie de reglas, sobre la protección de los menores, la protección en materia de publicidad o la promoción de la diversidad cultural.

Según Claude Michel , los desafíos de las negociaciones actuales se refieren a los debates defendidos principalmente por los más liberales, quienes desearían terminar con las cuotas de difusión de obras europeas, y los nuevos servicios no reglamentados, expuestos de manera particular a una liberalización comercial (en los sectores del digital, el cable o el video on demand). Hace un paralelo con la estrategia estadounidense que acepta las reglamentaciones para los medias existentes, pero que hace todo lo posible para que no se reglamenten los nuevos servicios, con el pretexto de que esas nuevas actividades tienen necesidad de desplegarse libremente. Al respecto, destaca que Francia está muy atenta al mantenimiento de esta directiva y que los medios artísticos son muy vigilantes: “Pero se asiste a un avance de la Europa más liberal que produce cierto temor debido a las relaciones de fuerzas que se avecinan. Desde ya la directiva Bolkenstein es muy preocupante. La misma toma el lugar de la directiva Televisión sin Fronteras, al mismo tiempo que se excluyen los campos financieros. Es necesario ser muy vigilante. La legislación existente es modesta y muy vulnerable.”

En cuanto al tratado constitucional, Claude Michel destaca que si dicho tratado recuerda los grandes principios, como la importancia de la diversidad cultural, la diversidad de las culturas, la pluralidad de ideas, en su opinión, esos principios se reconocen únicamente como derogatorios de las reglas del mercado: “Es decir sólo se juzgan admisibles en la medida en que no afectan a las reglas de la competencia. De esta manera, las televisiones públicas europeas son el blanco de investigaciones permanentes por parte de la Comisión Europea, que verifica la transparencia de sus cuentas e impone reglas que determinan cómo y cuándo las misiones de servicio público se pueden financiar. Siempre se sospecha que se afectan las reglas de la competencia. Es el problema de Europa: cuando reconoce valores que no son los del mercado, es con carácter derogatorio. No existe un reconocimiento pleno y completo de las misiones del servicio público. Otro problema del tratado constitucional es lo que propone con respecto al mercado exterior, que implica no ratificar más las decisiones con la regla de la unanimidad, sino con la de la mayoría calificada, excepto si se ataca la diversidad cultural, lo que sigue siendo, a pesar de todo, una barrera bastante imprecisa. No se sabe si un solo país bastaría para invocar esta amenaza, o si sería necesaria una mayoría de países. Las que están en juego, por ejemplo, son las negociaciones en la Organización Mundial del Comercio.” [05-08]

Arriba de la página

La lucha contra la piratería de las obras culturales

Gouvernement du Sénégal, le 18 mars 2005 – 2005/03/18

En su edición del 21 de marzo pasado, Le Soleil de Dakar informa que un Consejo Interministerial del Gobierno Senegalés sobre la lucha contra la piratería de las obras culturales adoptó doce recomendaciones, incluida una ley sobre los derechos conexos y la revisión de la ley relativa a la protección de los derechos de autor, al refuerzo de los medios financieros y logísticos de lucha contra la piratería, la sinergia de las fuerzas de Policía, de Gendarmería y Aduanas en esta lucha contra la piratería de las obras culturales. La aprobación de una ley sobre los derechos conexos, solicitada desde hace mucho tiempo por los productores de música, debería tener en cuenta los derechos de los intérpretes, ejecutantes y productores y aquellos de los organismos de radiodifusión. El Consejo Interministerial también pidió la elaboración y aplicación de un programa de campaña sistemático de sensibilización de las poblaciones, en particular, en las lenguas nacionales, sobre el sentido y el valor de la propiedad intelectual. Una de las recomendaciones se centró principalmente en los esfuerzos para la instauración en el UEMOA (Unión Económica y Monetaria Occidental Africana) y la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados de África Occidental), de comités intergubernamentales de lucha contra la piratería. Estos comités pueden favorecer la armonización de los cuadros institucional, jurídico y fiscal.

Este consejo interministerial reunió, en torno al Primer Ministro Macky Sall, a los Ministros de Cultura, del Interior, de la Defensa y de Finanzas, así como a los actores de la cultura (miembros de la Asociación de los oficios de la música, de la Coalición nacional para la diversidad cultural, de los actores y los productores). [05-08]

Arriba de la página