Diversidad cultural

Politicas y medidas culturales – Buenas prácticas

Financiamiento de la producción cultural: ¿Es culpa del artista? 2006/05/19

Este artículo que presenta una lista de las innumerables denuncias de los actores del paisaje cultural marroquí, destaca que la razón de la pobreza de la producción cultural se encuentra en el financiamiento ya que los artistas, artesanos y creadores marroquíes no carecen de talentos, cuando se trata de creatividad, competencia técnica y profesionalismo.

Según Mustapha Bourakkadi que escribe este artículo, los organismos financieros siempre se resisten a mostrar un cierto interés en invertir en sectores de la producción cultural, y esto aunque la Organización internacional de la Francofonía haya creado un Fondo de garantía para el financiamiento de las industrias culturales (FGIC) con el fin de incitar especialmente a los banqueros para que apoyen a los editores, magnates de la prensa, productores de cine, teatro, música así como a los artesanos, y permitirles disminuir el riesgo asociado a las operaciones que generan esos diferentes sectores de las industrias culturales. Sin embargo, la Caja central de garantía (CCG), que dirige el proyecto para Marruecos, afirma que no se presentó ningún dossier elegible de inversión para la creación de una empresa cultural respondiendo a los criterios establecidos por el Fondo.

El autor deplora que todas esas iniciativas no hayan podido convencer a los banqueros para que se impliquen en esa dinámica que podría representar una alternativa duradera en relación con los riesgos del financiamiento procedente del mecenazgo. Al respecto, baraja numerosas razones: falta de comunicación por parte de los banqueros; escaso interés por parte de éstos en invertir en esos sectores; poca competencia de los empresarios culturales en cuanto a la construcción de relaciones perennes con los organismos financieros. Por estas razones, establece que para llegar a una solución resulta indispensable, para ganar la apuesta de un mayor financiamiento bancario del sector de las industrias culturales en los países del Sur en general y en Marruecos en particular, sensibilizar y motivar a los distintos agentes económicos con el fin de abrir un espacio, que hoy es demasiado exiguo o inexistente, permitiendo la eclosión de los proyectos culturales. Al respecto, destaca, el sistema bancario tiene un papel fundamental que jugar en el desarrollo de las industrias culturales.
A esta solución llegaron los participantes de uno de los talleres desarrollados en el Encuentro sobre la Diversidad Cultural del Salón del Libro de Quebec, los días 16 y 17 de abril de 2004, sobre el tema: El desarrollo sostenible de las industrias culturales en los países en desarrollo (consulten nuestro Boletín del 20 de marzo de 2006). Las conclusiones de este Encuentro, que aún hoy son de actualidad, recomendaban que para contribuir al desarrollo sostenible de las industrias culturales de los países del Sur, los países del Norte deberían: incitar los Estados a que se doten de políticas que favorezcan el desarrollo de las industrias culturales; aplicar medidas que tiendan a favorecer el empresariado; abrir los mercados del Norte a los productos culturales de los países del Sur creando estructuras que acojan en las redes de difusión del Norte todos los productos (espectáculos, cine, libros, discos, artesanía).

  • Le Matin du Maroc
  • Cooperación Norte-Sur: Québec/OIF/ África – El desarrollo sostenible de las industrias culturales en los países en desarrollo
Diversidad cultural - Politicas y medidas culturales – Buenas prácticas - Financiamiento de la producción cultural: ¿Es ...