Diversidad cultural

Politicas y medidas culturales – Buenas prácticas

La Convención de la UNESCO sobre la diversidad de las expresiones culturales y el reto de la diversidad cultural dentro de tres procesos interamericanos

A fin de recalcar el primer aniversario de la adopción de la Convención de la UNESCO sobre la diversidad de las expresiones culturales, el Sr. Dorval Brunelle, profesor de sociología en la Universidad de Québec en Montréal (UQAM) y director del Grupo de Investigación sobre la Integración Continental (GRIC), publica en la revista La Chronique des Amériques, un estudio en el cual examina el trato que se da, desde 1994, al tema de la diversidad cultural dentro de tres procesos interamericanos: la Comunidad de Democracias, la Confederación Parlamentaria de las Américas y el Foro Interparlamentario de las Américas. Según el autor, estos tres procesos, que se refieren tanto a la coordinación de encuentros de jefes de Estado y de gobierno de las Américas como a reuniones de parlamentarios, se han implantado con un fin único: lograr que progrese un amplio proyecto de integración a gran escala entre los países americanos.

No obstante, subraya el autor, en lo que se refiere a los temas abordados en los tres casos y a la importancia otorgada a la diversidad cultural por algunos copartícipes, entre ellos Canadá, las cuestiones ligadas, de cerca o de lejos, a la cultura deberían ocupar un lugar preferente en las declaraciones y recomendaciones provenientes de estos encuentros desde sus comienzos. Pues bien, la diversidad cultural es objeto de un trato de favor tan sólo desde 2001, pero luego desaparece del proceso de las Cumbres para ser evocada únicamente por los parlamentarios. Para tratar de entender esta situación, el autor reconstituye rápidamente las circunstancias que rodearon la adopción de la Convención, recuerda algunos hechos relativos a los procesos interamericanos y, por último, examina el tema de la diversidad cultural a través de los tres procesos.

Haciendo hincapié en el desfase entre el progreso de la negociación de declaraciones y de convenciones en torno a temas como la diversidad cultural y los derechos de las poblaciones autóctonas, a escala mundial, y el trato que se les reserva dentro de los procesos interamericanos, el autor concluye que subsiste una gran estanqueidad entre la evolución de los procesos en estos dos niveles. A su vez, este desfase refuerza aún más la influencia que Estados Unidos pueda ejercer sobre el asunto de la diversidad cultural, gracias, en particular, a las negociaciones de acuerdos bilaterales de libre comercio. Estos dos factores podrían tener como consecuencia retrasar la entrada en vigor de la Convención de la UNESCO y frenar la de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos autóctonos en las Américas; podrían incluso hacerse sentir más tarde cuando llegue el momento, para los signatarios de estos dos instrumentos, de proceder a la implementación de las normas resultantes de los mismos en su derecho interno. El autor afirma que, por ello, a falta de una verdadera complementariedad entre el nivel mundial y el nivel interamericano, por una parte, y en ausencia de homología entre los sectores y áreas protegidos en los dos niveles, por otra, se perfila el riesgo de que las industrias culturales, cada vez más aisladas de todas las demás manifestaciones culturales y lingüísticas como vectores de identidad, de valores y de sentido, sean más fácilmente reducidas a regateos y fragmentadas en numerosos tratados de libre comercio en vías de negociación en las Américas.

Diversidad cultural - Politicas y medidas culturales – Buenas prácticas - La Convención de la UNESCO sobre la diversidad ...